Una vez más, la Junta de Andalucía visita la ciudad para volver a ‘vender’ la gran mentira del Plan Linares Futuro. El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, ha mantenido un encuentro con empresarios linarenses y al que no ha tenido inconveniente en asistir el alcalde de Linares, Juan Fernández, tras su encierro para protestar por los nulos avances del Plan por parte de la Junta de Andalucía.
Un encuentro al que, según la nota enviada por parte de la consejería, asistió el  ayuntamiento de Linares, cuando únicamente contó con la presencia del alcalde, y existiendo una moción aprobada para que las reuniones en las que se tratara el Plan Linares Futuro estuvieran siempre presentes los tres partidos políticos con representación en el consistorio linarense.
Tras el encierro de los sindicatos y decenas de informaciones publicadas en medios de comunicación que demuestran los incumplimientos del acuerdo firmado el pasado 14 de febrero de 2011 por la administración autonómica, Ávila ha valorado -sin vergüenza alguna- como “muy positiva la evolución experimentada por el Plan Linares Futuro en su primer año de funcionamiento, en el que se han alcanzado 24 proyectos empresariales”.
Desde el Partido Popular de Linares nos sorprende que la Junta aún continúe en la misma postura, e incluso aumentando la mentira y pensando que, a estas alturas de la película, los linarenses creen en sus declaraciones, cuando todos los ciudadanos sabemos que de esos 24 proyectos empresariales que supuestamente pertenecen al Plan Linares Futuro, quince son empresas auxiliares de la extinta Santana Motor, y de los ‘nueve’ nuevos proyectos, uno corresponde a una empresa linarense, Rustarazo Oleícola, que lo único que ha hecho es trasladar sus instalaciones; la empresa de atención telefónica Addendia, que ha contratado a medio centenar de trabajadores, de los cuales más del ochenta por ciento de ellos no son empleados incluidos en el Plan Linares Futuro; y Forja XXI, encargada únicamente de los procesos de formación de trabajadores para Energías Renovables, y cuyas ayudas e incentivos a este sector han sido eliminadas recientemente.

Todo esto significa que la frase “Ávila destaca la evolución positiva de Linares Futuro, que alcanza en un año 24 proyectos empresariales que suponen unos 500 empleos” es una auténtica tomadura de pelo imposible de creer.
Oferta Internacional de Activos
Pero por si todo esto fuera poco, Antonio Ávila anunció en su encuentro de ayer -por el jueves pasado- que se ha “adjudicado a la consultora Deloitte Corporate el diseño y ejecución de una oferta internacional para la adquisición y utilización de los activos, materiales e inmateriales, de Santana Motor” (…) “siendo la premisa básica de esta operación la protección del valor patrimonial de los activos y la creación de actividad industrial y empleo a partir de los activos existentes”.
Es decir, que a la inactividad del Plan Linares Futuro, a la ausencia de aseguradoras que garanticen el pago acordado a los cientos de prejubilados, a la falta de proyectos  empresariales nuevos que deseen instalarse en Linares, hay que unir la decisión de la Junta de Andalucía de vender todos los bienes con los que cuenta el parque empresarial, y que incluye desde las cadenas de montaje hasta las naves que un día pertenecieron a Santana Motor.