Desde Ferias Jaén, organizadora de la feria, se hace un balance más que positivo, ya que se han cumplido con creces las expectativas planteadas a priori en todos los aspectos. En el apartado de visitantes, las cifras son también bastante buenas ya que se han superado las 7.500 personas, una cifra muy importante si consideramos que se trata de una feria cuyo público objetivo es muy concreto.

Cabe destacar también el grado de satisfacción de los expositores, que han comprobado que Jaén de boda es una buena oportunidad para sus negocios. Muchos de estos participantes en la feria se marcharon interesándose por la fecha de celebración de la próxima edición de Jaén de boda, para planificar ya su agenda y estar de nuevo el año que viene.

El buen resultado de la feria se demuestra también en el hecho de que algunas empresas que no han estado presentes como expositoras por miedo a no obtener resultados, ya se han interesado por la edición del año que viene para, esta vez sí, exponer su empresa en esta feria, ya que han visto el buen resultado de la misma.

La pasarela ha sido también un rotundo éxito durante los dos días en los que se ha llevado a cabo. El sábado y domingo, durante todos los pases de las diferentes firmas de moda, los asientos estuvieron completos, e incluso se podía ver gente de pié alrededor de las sillas para ver desfilar a las modelos y los modelos con vestidos de novia, novio o ceremonia. Desde Ferias Jaén se había vuelto a apostar por este tipo de desfiles y el resultado ha sido más que positivo.

Otras actividades como los talleres de peluquería o maquillaje y la exposición de coches antiguos tuvieron también una más que buena acogida por parte de los visitantes a esta edición de Jaén de boda.

En definitiva, el balance que se puede hacer de la feria es muy positivo, balance que viene avalado por los resultados conseguidos en visitantes, expositores y satisfacción de los mismos.