Me hueles a incienso y miel,
a tarde de primavera intensa,
a romería alegre cercana,
tu boca sabe a manzana.

El aire espeso de aromas exóticos
me emborracha y me eleva.
Eres azul, blanco, amarillo, rojo;
con olor a retama y claveles.

Mi corazón cabalga,
me miro en tus ojos marrones
respiro en tu boca,
mi pecho se eleva.

Me coges del cuello……….
Me acercas despacio……….
tu pelo azafrán……….. .
¡¡Eres jirafa!! .
Me abandono en tus bazos………….. .
No hay tiempo.