Portada Categorías Opinión Aún es posible la esperanza

Aún es posible la esperanza

Frente a tanta ignominia del gran capital, que es quien maneja los gobiernos del mundo, fieles servidores de sus amos los banqueros, grandes empresarios y especuladores, que son los causantes con sus beneficios escandalosos, de la pobreza y el hambre en el mundo, están las personas comprometidas con sus semejantes necesitados, sean de donde sean, procedan de donde procedan. Estas personas intentan con sus pequeñísimos recursos, paliar en una pequeña parte las situaciones de desesperanza en muchos países y también en España. Mucho se ha hablado y manipulado desde los sectores reaccionarios, desde las gentes insolidarias, sobre el caso del asesinato por parte de los israelíes de las personas que en misión humanitaria, intentaban con una flotilla de juguete, desbloquear la situación de desespero que sufren los palestinos que viven en la franja ocupada de Gaza. Poco se habla de la terrible también, situación del Sáhara, en la que el gobierno de Marruecos, igualmente ocupó en el 75, desterrando a la miseria y al olvido internacional, con la cobarde complicidad de los sucesivos gobiernos españoles a miles de criaturas con DNI español. Las situaciones que viven estos pueblos, podrían ser similares a los campos de concentración de los nazis, sólo que sin cámara de gas. Pero aún es posible la esperanza en el mundo, para que tantas guerras, tantos destierros, tantas humillaciones de los pueblos, dejen de producirse, porque lentamente, la sensibilidad de las personas va aumentando y calando, para despertar a otras sensibilidades que aún no lo han hecho”. Por ello, estamos muchas familias solidarias en todos los rincones de Andalucía, de España comprometidos con nuestros hijos de acogida. Es mucha gente la que se mueve para conseguir tal cosa y muchas familias implicadas, que darán a los críos todo lo material de lo que carecen, pero sobre todo el afecto, el cariño, la ternura que merecen estos pipiolos que han llegado a un mundo injusto, sufriendo su injusticia y el desprecio de otros pueblos. Pero el pueblo español que está concienciado con los temas de solidaridad, está ahí presente, que no su gobierno. Yo veía en el edificio de la Cruz Roja de Jaén, las caras de alegría de los padres de España que han pedido en acogida a un niño para este verano pasado. Allí veía y no lo puedo remediar, porque me considero cristiano, realmente la presencia de Dios en los corazones de estas familias… “Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste”. Sí, realmente allí, muchos sin saberlo, Dios estaba presente en sus corazones. Luego me vino el siguiente pensamiento: Señor, toda esta gente, con sus carencias económicas, muchas veces con dificultades para llegar a fin de mes, hace el sobreesfuerzo de tener un hijo más, con todo lo que ello conlleva. Y esto es la felicidad, no la de los millonarios, gente egoístamente injusta, ladrona de derechos y de esperanzas.

 

Al sur del sur, Marruecos 2008 - Foto: Jordi Casasempere,

Ingeniero Técnico de Minas. Pintor, profesor de dibujo, del Instituto Huarte de San Juan y profesor de música en la especialidad de guitarra clásica por los Conservatorios de Córdoba y Linares. Escribe artículos de opinión desde 1999. Miembro de la Asociación Provincial de Jaén y de Andalucía de Ayuda al Pueblo Saharaui. De profundas convicciones humanistas, es amante de la poesía mística de San Juan de la Cruz, de la obra de Teresa de Jesús y de los miembros de la Generación del 27 entre otros.

7 Comentarios

  1. Claro que es aún posible la esperanza, pero no con su demagogia siempre contra capitalistas especuladores y gobiernos. Ud., siempre dale que dale con el tema del Sahara y su pueblo. Pero que se pretende en el Sahara si no el control de los yacimientos de fosfatos para especular con ellos y el pueblo no interesa a nadie.
    La esperanza esta siempre en la juventud, por que el 99 % de los adultos, somos conformistas y no queremos bajar a la calle a solucionar problemas, pero ¿existe en estos momentos una juventud comprometida?, algunos habrá, pero más bien pocos por que es que no hay carencias en Linares, que pudieran resolver los jovenes, la mayoría desgraciadamente Sr. Parrilla solo estan por el botellón.
    Afortunadamente, Ud., conoce a familias que han acogido a niños saharauis dentro de su humildad, sepa que también hay familias o personas, que lo acogen por que lo hace el vecino, a esas las he conocido yo y han presentado al pobre niño saharaui, todos ufanos como un trofeo. Por desgracia es así, yo le aconsejo si me lo permite, no use más el tema de los niños saharauis en sus escritos.

    Creo que somos una sociedad de vanidosos

    0

    0
  2. ¡Ánimo y adelante! Personas como usted son las que hacen que la Humanidad se merezca tal apelativo (humano). Desgraciadamente el desánimo está instalado en casi todos y resulta difícil comprometerse con los semejantes en esa esperanza de la que nos habla. Con independencia de la fe que se profese, sea religiosa o atea, un individuo no puede solucionar los problemas del mundo, pero sí como hace usted, y tantas otras personas acogiendo a niños del Sahara, poner su granito de arena. Con respecto a los intereses económicos, seguro que ese tema poco les importa a quienes acogen con esperanza a semejantes con problemas y lo de lucir el trofeo, aunque así fuere, el beneficiario sigue siendo quién, por puñetero azar, no por designios divinos, le ha tocado vivir en el lado del hambre y del olvido. ¡Adelante Sr. Parrilla! tiene todo mi respeto y admiración. Nada hay mejor que predicar con el ejemplo.

    0

    0
  3. No coincido con el mantra que encabeza el artículo y en el tema palestino-israelí me posiciono con los últimos, pero si reconozco la encomiable defensa de los oprimidos que hace este hombre siempre que tiene oportunidad, las cosas como son.

    0

    0
  4. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido – Lucas 18 9-14
    Respeto y alabo las cosas que hace bien el Sr. Juan Parrilla Canales, las hace bien, pero en sus escritos siempre hay resentimiento hacia algo o alguien y excesivo afan de protago-nismo. Desde luego que es una buena persona, pero tambien son buenas las cataquistas que preparan a los niños para la primera comunión, o las monjitas del asilo de las que nadie habla.

    0

    0
Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso