Con el objetivo de velar por la seguridad de los usuarios y de hacer cumplir la normativa vigente, el Ayuntamiento de Linares informa de los últimos detalles de cara a los cotillones que se celebrarán esta Nochevieja en diversos establecimientos de la ciudad.

Desde el Área de Ordenación del Territorio se ha exigido como requisito para la celebración de cotillones la necesidad de obtener una autorización especial mediante la cual se da el visto bueno en materia de seguridad y aspectos técnicos a los diversos locales.

Según fuentes municipales, de las solicitudes presentadas, únicamente dos han sido aceptadas para poder celebrar cotillones, tratándose del local Ocio y Expansión, ubicado en la calle Carolina, y de los salones del Hotel Aníbal. Además de ambos establecimientos, solo podrán celebrar cotillones en Linares aquellos locales considerados como “salas de celebraciones, discotecas o salas de fiestas, ya que no necesitan de un permiso especial por el tipo de licencia de actividad que poseen”, según manifestó, ayer, el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Sánchez.

En lo que respecta al dispositivo especial de seguridad, Sánchez destacó que los cuerpos de Policía Nacional, Local y Autonómica velarán por el cumplimiento del aforo en los locales, estableciéndose las sanciones correspondientes cuando no se cumpla la normativa, y que a partir de las doce y media de la noche un retén especial de Protección Civil estará disponible para velar por la seguridad de la ciudadanía en caso de que se recibieran avisos desde el 112 en caso de emergencia.