El Concejal de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Linares, Luis Moya, presentó en la mañana de ayer el proyecto del Presupuesto municipal para el año 2012 que el equipo de Gobierno socialista llevará a Pleno el próximo viernes para su debate en la Corporación. La cantidad de las cuentas públicas linarenses para el próximo ejercicio económico asciende a un total de 45.777.468 euros, un 3% menos que el año anterior.

Según Moya, esta reducción en la cantidad presupuestaria es fruto de la “disminución de ingresos en el Ayuntamiento” como consecuencia de la “bajada de costos y tasas municipales propias” como, por ejemplo, el impuesto de construcciones, que ha descendido y se prevé que lo haga también en el próximo ejercicio.

En lo que respecta a gasto de personal, dicha cuantía supone un 36% del presupuesto total, una cifra que, “comparada con otros Ayuntamientos de las mismas características, no es excesivamente grande”, explicó Moya. El gasto de personal ha descendido un 3% con respecto a las cuentas de 2011 porque “no se van a cubrir las vacantes que dejen las jubilaciones que se han producido este año”.

Luis Moya destacó que el gasto medio en todas las áreas del Ayuntamiento linarense rondará el 3% del presupuesto, habiéndose producido un descenso en Cultura y Festejos, mientras que se ha realizado un aumento de 140.000 euros para el Patronato Municipal de Bienestar Social con el objetivo de “para dar respuesta a las necesidades básicas de las familias”.

En 2012 descenderán, también, el número de inversiones de envergadura con respecto a ediciones anteriores, ya que no se harán mediante préstamos sino con capital propio del Ayuntamiento. Para paliar esto, Luis Moya ha señalado que sí se realizarán inversiones con cargo a subvenciones externas como el Plan Urban, con el que se ejecuta actualmente el vial de conexión entre San José y La Zarzuela.

Por otro lado, el concejal de Hacienda destacó que en el proyecto de presupuesto no se contemplan recortes en subvenciones a colectivos y entidades de carácter social, pero sí se han eliminado diversos gastos corrientes “que no repercuten directamente en el ciudadano”, como el coche oficial de Alcaldía, publicaciones o publicidad del Ayuntamiento, entre otros.

Uno de los capítulos que más sube son los gastos financieros, pues “deben pagarse préstamos pendientes en tesosería”. Según Moya, una vez sean saldados dichos préstamos, la deuda del Ayuntamiento, que ascendía a 63 millones de euros a cierre de 2010 –no se conoce la de 2011-, descenderá notablemente en los próximos años.

El viernes se llevará a Pleno la propuesta del Presupuesto para 2012 que presenta el Área de Economía y Hacienda del Consistorio linarense, donde se procederá al debate y la posterior votación por los tres grupos políticos de la Corporación Municipal. Luis Moya confía en que la oposición “no haga alarde de ficción” y dé su apoyo al Gobierno socialista aprobando las cuentas públicas del Ayuntamiento linarense para el próximo ejercicio.

 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=lLIK4HUI3LQ&w=640&h=360]