Las Hermanas de la Consolación de Linares, dentro de su campaña especial de misiones para este año 2011, han puesto en marcha su tradicional mercadillo solidario, una actividad que se ha tenido que retrasar a este mes de diciembre por las obras que se han llevado a cabo en el convento, pero en la que han vuelto a colaborar gran cantidad de personas voluntarias para su celebración.

Esta iniciativa abrió ayer sus puertas en horario de tarde y cuenta con gran cantidad de productos de uso cotidiano como utensilios de menaje, elementos decorativos y prendas diversas, que se ponen a la venta a precios bastante asequibles con el fin de fomentar la colaboración con los más necesitados.

Además de la venta de gran cantidad de objetos, este mercadillo solidario acoge  diversas actuaciones musicales, como la del grupo parroquial de la iglesia de San Sebastián, el grupo infantil y juvenil de la parroquia de San José y el grupo de baile Ritmo Latino, para amenizar a todos los asistentes que deseen participar de forma activa en esta iniciativa solidaria, que tendrá lugar hasta el próximo 30 de diciembre.

Las Hermanas de la Consolación destacan la importancia que tiene esta labor solidaria con los más necesitados, así como el papel crucial de todas aquellas personas voluntarias que se vuelcan de forma desinteresada en los diversos proyectos de la congregación. De hecho, gracias a la colaboración de voluntarios, las Hermanas de la Consolación trabajan en otros proyectos de especial relevancia en Linares como la Casa de Acogida instalada en el propio convento, que permite dar cobijo a madres jóvenes -de entre 18 y 25 años- y sus hijos en riesgo de exclusión social.

Mercadillo

 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=Fl6WsFOwnGE&w=640&h=360]