Éxito, alegría y satisfacción. Esas fueron las principales sensaciones que se vivieron entre los organizadores y colaboradores del Festival Flamenco en Homenaje a Gasparín una vez finalizado el mismo. Esta importante cita flamenca, que contó con un amplio repertorio de cantaores linarenses, se celebró el pasado viernes en el Auditorio Municipal del Pósito, donde se congregaron alrededor de 300 personas para vivir y disfrutar de todo cuanto aconteció sobre las tablas de dicho escenario: tres horas llenas de buen flamenco. Entre los asistentes destacó la presencia de la Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Linares, Macarena García; Monserrat Prieto y Rafael Martínez en representación del Partido Popular, así como la concejala y coordinadora local de Izquierda Unida, Selina Robles. También acudieron representantes de diversas peñas flamencas de la ciudad y nombres propios destacados en el ámbito flamenco linarense como Herminio López Contreras.

El Festival en Homenaje al cantaor linarense Gaspar Alcázar Romero, Gasparín, organizado por la joven Peña Cultural Flamenca Luis Moreno, Niño de la Paz, estuvo dirigido y presentado por el flamencólogo cordobés y cronista de Linares28 Rafael Lora, quien, además de hacer un breve repaso a la historia de Linares y ensalzar esta ciudad, se encargó de exponer los detalles más destacados de la biografía y trayectoria profesional del homenajeado, definiéndolo como “cantaor de gran humildad” y “trovador del minero”.

Tras la presentación llegó el capítulo de actuaciones, que dejaron muy satisfecho al público asistente por la calidad de las mismas. El Homenaje Flamenco a Gasparín contó con un amplio repertorio de cantaores de Linares y grandes amantes del arte flamenco como Paco Soto, Vicente Molina y Gregorio Palomares, integrantes del grupo Amigos del Cante; Silverio Flores, El Veri; la joven Belén Vega; el maestro Joselete de Linares; el veterano Manolo González, gran amigo del homenajeado, así como el Grupo Flamenco de la Peña Luis Moreno, Niño de la Paz, integrado por los ya mencionados Paco Soto y Silverio Flores, además de Luis López, Alberto Miguel Martínez, Conchi García, Ana Soto, Luisi Moreno, Isabel García, María Soto y Sonia García. Como broche, destacó la actuación del grupo de Los Duendecillos Flamencos, formado por los jovencísimos nietos de Paco Soto.  Los acompañamientos a la guitarra durante todo el Festival corrieron a cargo del maestro Luis Moreno, Niño de la Paz, titular de la Peña organizadora del evento; del presidente de la misma, Rafael Martínez, Niño del Pisar, y del joven Alejandro Mondarai. Antonio Molina, El Chiri, se encargó de la percusión con su cajón flamenco.

Uno de los grandes momentos de la noche, pues hubo varios, fue la entrega de obsequios al protagonista de la velada, Gaspar Alcázar Romero, Gasparín, que se mostró muy emocionado y se arrancó a cantar una taranta de agradecimiento a todos los artífices de su Homenaje Flamenco. Este acto, preparado con tesón y esmero desde hace meses por la Peña Flamenca Luis Moreno, Niño de la Paz y Rafael Lora, no dejó indiferente a nadie y contó con la colaboración de José Ramón Checa Medina, Enrique García Pelayo, que se encargó de las labores gráficas, y quien se dirige a ustedes a través de esta crónica, Juan José García Solano.