Comenzaba el partido y era ADABA quien parecía salir más centrado. Un primer parcial de 12-4 hacía pensar que el equipo linarense no había salido centrado a la pista de El Toyo. Éran, una vez más, numerosas las bajas que presentaba el cuadro minero asolado por las lesiones de hombres importantes, incluído algún compromiso laboral, lo que obligaba a Ariza a contar con algún jugador Junior como Juan García, muestra más que evidente de que la cantera azulilla sigue dando frutos. Todas éstas bajas debido al parcial inicial, hacía favorito a ADABA en los primeros compases de partido, pero enseguida apareció en juego Adrián García, revulsivo linarense que hacía despertar al equipo. A partir de ese momento, buenos ataques por parte de ambos equipos nos llevaba a finalizar el primer periodo con ventaja almeriense (22-19)
En los segundos diez minutos, una espectacular defensa minera y un enchufado Javi Arenas hacía que el C.B. Linares pasara a comandar el electrónico. Trataba Raúl Fernández, entrenador almeriense, de romper esa defensa y lograba con un tiempo muerto que los de Linares no se marchasen en el marcador. Llegaba el equipo de Javi Ariza con 7 puntos de ventaja al descanso tras un espectacular triple de Parrilla sobre la bocina. (37-44)
Tras el descanso, el acierto almeriense en ataque y el atasco linarense en esta misma faceta, provocaba un parcial de 18-8 a favor de ADABA que dejaba con 3 puntos de ventaja a los almerienses y a los linarenses mermados tras la eliminación de Julio Siles a falta de los últimos 10 minutos. (55-52)
El último cuarto no fue el más vistoso en lo que a ataques se refiere, pero ambos equipos quisieron basar la victoria en sus defensas. Un parcial de 2-6 para los linarenses, otro de 9-1 para ADABA y un parcial final de 0-7 para el C.B. Linares dejaba el último cuarto en un tanteo de 11-14 y un empate a 66 al final de los 40 minutos reglamentarios.
Quedaban 5 apasionantes minutos de prórroga. Una prórroga en la que los jugadores de ambos equipos demostraban que querían llevarse el partido y que a pesar de estar en el filo de la navaja, no iban a descuidar sus defensas pero si lo iban a arriesgar todo en ataque. Aparecía un gran juego colectivo de ADABA por un lado, y aparecían un gran Andrés Ordoñez y un muy buen Capel a los que no les temblaba el pulso desde 6,25, ayudados por un Jorge que luchaba todos los rebotes unido a Arenas y Adrián que trataban de romper la defensa almeriense. Todo esto dejaba el partido empatado nuevamente a 75 puntos pero con dos tiros libres para Ordoñez. No acertaba con el primero, pero si con el segundo y dejaba a los linarenses con un punto de ventaja. Atacó el equipo almeriense sin éxito en un lanzamiento muy forzado, lo que daba la victoria al equipo que dirige Javier Ariza.
Es la segunda victoria consecutiva de un cuadro azulillo que parece haber aprendido a vivir y a luchar contra los elementos. Siguen sin respetar las lesiones y los infortunios a los linarenses, pero se le ha plantado cara a los elementos negativos y se está levantando cabeza a base de trabajo y esfuerzo.
En resumen, un partido intenso en el que ambos conjuntos merecieron la victoria. Un 10 para ambos.

ADABA: García (8), Hernández (-), Fernández (5), Jiménez (3), Galeote (9), Yebra (-), Aixela (-), Carrión (-), Aspas (9), Domene (-), Ortiz (13), Parrilla (28)
C.B. Linares: Juan García (-), Javi Ruiz (8), Carcelén (-), Capel (14), Arenas (13), Julio Siles (12), Adri (5), Ordoñez (11), Juan Siles (8), Jorge (5)

Árbitros: Mesa y Pérez