Como todos los años, cuando se acerca la Navidad, las calles más céntricas de Linares se engalanan de luz a modo de reclamo comercial de cara a estas fechas tan señaladas. Desde hace unos días las principales vías, especialmente las más comerciales, “lucen” sus bombillas multicolores dando como resultado un ambiente mágico que cautiva especialmente a los más pequeños.

Sin embargo, los efectos de la crisis también se están notando en este aspecto y el Ayuntamiento de Linares ha tenido que reducir considerablemente el gasto en iluminación navideña. Según informó el concejal de Infraestructuras, Joaquín Robles, ese ahorro se ha llevado a cabo “suprimiendo los motivos navideños que se ponían en las entradas de la ciudad, como son Avenida de Andalucía, Avenida Primero de Mayo, Carretera de Pozo Ancho, Carretera de Baños, Avenida de España, Juan Diego de Dios y Áurea Galindo”, dejando iluminada únicamente la “zona comercial” de Linares. También se ha recortado el horario de funcionamiento de dicha iluminación “para hacer atractivo el horario comercial, que es cuando está la gente en la calle”. Se mantendrá encendida la iluminación desde las 18 horas hasta las 22.30, y durante los fines de semana y días festivos el alumbrado se apagará a la una de la madrugada, en lugar de a las seis como en navidades anteriores. El Área de Infraestructuras pretende, con estos recortes, alcanzar un ahorro de 8.000 euros en consumo energético y un total de 28.000 entre consumo, instalación y mantenimiento del alumbrado navideño.