La Mesa de Seguimiento del Plan Linares Futuro celebró hace unos días asamblea informativa para transmitir a los trabajadores del Parque de Santana las demoras que se están produciendo en los trámites de las prejubilaciones y las recolocaciones por parte de la Junta de Andalucía, los dos puntos principales de conflicto que se está produciendo entre el Gobierno andaluz y los representantes sindicales. “Han aflorado las dificultades que conllevan el desarrollo y aplicación de la orden del uno de abril, especialmente en lo que se refiere a su tramitación, y se está dilatando el proceso de prejubilación creando una situación complicada para el conjunto de los trabajadores”, explicaba el secretario provincial de Industria por CC.OO, Francisco Ballesteros, en la asamblea celebrada en el Salón de Actos de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia.

Ante la situación de retraso y las dudas sobre la no aplicación del Convenio del Metal cuando se produzcan las recolocaciones de los trabajadores en otras empresas, los sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO., demandan “una participación más directa en la comisión que vela por el cumplimiento del acuerdo de las recolocaciones”, señaló Ballesteros, puntualizando que “desde la parte institucional señalan que serán las empresas que vengan las que tengan la última palabra”.

El secretario de Industria de CC.OO. confía que las próximas dos semanas se produzcan nuevos avances en estos dos puntos delicados de los acuerdos firmados el pasado 14 de febrero sobre el Plan Linares Futuro -recolocaciones y prejubilaciones-, para así “poder tomar nuevas decisiones en función de cómo se vayan desarrollando los acontecimientos”.

Mesa de la asamblea

Trabajadores asistentes a la asamblea