Los investigadores de la Universidad de Jaén José Juan Gaforio Martínez, Fernando Warleta Arias y Cristina Sánchez Quesada recogieron este viernes de manos del Rector de la Universidad de Jaén, Manuel Parras Rosa, y del presidente de la Compañía Castillo de Canena, Luis Vañó, el I Premio Castillo de Canena de Investigación Oleícola, por el trabajo titulado ‘Influencia de los componentes minoritarios presentes en los aceites de oliva vírgenes en la prevención del cáncer de mama. Estudio in vitro del hidroxitirosol y tirosol’.

El Premio, convocado conjuntamente por la Universidad de Jaén y Castillo de Canena, está dotado con 6.000 euros, escultura conmemorativa y publicación de una monografía. Con el mismo, la compañía oleícola pretende fomentar y estimular el conocimiento científico y tecnológico en el ámbito de la investigación sobre olivar y aceites de oliva.

En declaraciones a los medios de comunicación, el Rector de la Universidad felicitó a los ganadores del premio, “afortunadamente personas de nuestra Universidad referentes en el ámbito del aceite de oliva y la salud, concretamente en su relación con la prevención del cáncer, porque la demanda de aceite de oliva crece en el mundo y un elemento fundamental son los efectos positivos para la salud que cada día descubren”. Asimismo, Manuel Parras destacó el compromiso territorial y la responsabilidad social de la compañía Castillo de Canena, “una empresa señera que no solamente hace excelentes productos y conquista mercado en el exterior, sino que además quiere dejar un sello en  el territorio en un área fundamental para el desarrollo de la demanda de aceite, apostando decididamente por la investigación”.

Por su parte, el presidente de la compañía, que da nombre al Premio, se refirió a la calidad de los ocho trabajos presentados en esta convocatoria, anunciando para futuras ediciones la ampliación de reconocimientos con la concesión de un accésit. Asimismo, Luis Vañó recordó “la pasión por Jaén y el amor por la provincia” de esta empresa familiar, defendiendo a la vez la calidad de la variedad picual, lo que queda refrendado en el hecho de que se encuentren entre los mejores aceites del mundo, “frente a esa falsa creencia popular de que el picual era cantidad y no calidad”.

Por último, el investigador del Área de Inmunología de la UJA José Juan Gaforio explicó que el fundamento del trabajo premiado está en estudiar los elementos minoritarios del aceite de oliva, “esos componentes que no son lípidos ni grasas, pero que sin embargo tienen un efecto para la salud magnífico”. “El estudio se centra concretamente en la posible prevención del cáncer de mama, explicar el efecto que tienen algunos componentes del aceite de oliva virgen y por qué en aquellas poblaciones que lo consumen de forma habitual existe una menor incidencia”, declaró.

El acto de entrega del Premio tuvo lugar en el Castillo de Canena y al mismo asistieron, entre otros, el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Reyes; el delegado de Economía, Innovación y Ciencia, Manuel Gabriel Pérez; el delegado provincial de Agricultura, Roque Lara; el alcalde de Canena, Juan Serrano; el alcalde de Baeza, Leocadio Marín; la Vicerrectora de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación de la UJA, Mª Ángeles Peinado; el director general de la compañía Castillo de Canena, Francisco Vañó; o la directora general de Citoliva, Cristina de Toro.

Entrega del premio