La Galería Eduma va a acoger desde el este viernes una exposición del artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, reconocido pintor humanista cuya obra, considerada expresionista, refleja el dolor y la miseria que soporta la mayor parte de la humanidad y denuncia la violencia que le ha tocado vivir al ser humano durante el siglo XX, una época marcada por las guerras mundiales y civiles, los genocidios, los campos de concentración, las dictaduras y las torturas.

Guayasamín, nacido en Quito en 1919 y fallecido en Baltimore ochenta años después, comenzó a desarrollar sus dotes artísticas desde niño cuando, antes de los ocho años, hacía caricaturas de maestros y compañeros de la escuela. A pesar de la oposición de su padre, ingresa en la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal, y será en 1943 cuando viaje a Estados Unidos recorriendo distintos museos, curiosamente a fin de estudiar las obras de Goya y El Greco, entre otros maestros.

Durante 1958 realizó dos importantes murales en Ecuador: El descubrimiento del Río Amazonas, realizado en mosaico veneciano, que se encuentra en el Palacio de Gobierno de Quito, y el mural Historia del Hombre y la Cultura, para la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Central del Ecuador.

Tras varios años de intenso trabajo, en 1968 presentó en el Museo de Bellas Artes de la Ciudad de México su segunda serie de envergadura, titulada La edad de la ira, compuesta por 260 obras que se agrupan por series (Las manosCabezasEl rostro del hombreLos campos de concentraciónMujeres llorando).

En 1973 fue nombrado vicepresidente y, posteriormente, presidente de la Casa de la Cultura de Quito. En 1981, la Cámara de Representantes del Ecuador reconoció la obra y la trascendencia del artista mediante la creación de la Fundación Guayasamín, patrimonio cultural del país, a la que el pintor donó sus obras y colecciones de arte.

Sus últimas exposiciones las inaugura personalmente en el Museo del Palacio de Luxemburgo de París y en el Museo Palais de Glace en Buenos Aires, en 1995. Hasta poco antes de su fallecimiento estaba trabajando en su obra cumbre, denominada La Capilla del Hombre.

Oswalgo Guayasamín fue amigo de personalidades destacadas del mundo de la política y la cultura, retratado, incluso, a algunas de ellas, como Fidel Castro, Frasçois Mitterrand, Gabriel García Márquez, Rigoberta Menchú, el Rey Juan Carlos I o la Princesa Carolina de Mónaco, entre otras.

Desde hoy viernes, 18 de noviembre, y hasta el 14 de diciembre, se podrá visitar la obra de este genial autor, reconocido internacionalmente, en el siguiente horario: de lunes a viernes, de 11:00 a 13:30 y de 18:00  a  21:00  horas;  y sábados de 11:00 a 13:30.

Tríptico de la exposición