Como ya comenté en un anterior artículo, desde el pasado día 22 de octubre se viene celebrando el XXIX Concurso de Cante de las Minas, en la Ciudad de Peñarroya-Pueblonuevo, en la provincia de Córdoba.

El pasado sábado 5 de noviembre, se celebró la 3ª fase de las cinco previstas en este concurso. En esta fase preliminar, le tocí concursar a la joven linarense Belén Vega, que volvió a demostrar porque es un valor en alza.

Compitió en esta preliminar con MANUEL DOMÍNGUEZ GALLARDO, “Manolo Cástulo”, de Mairena del Alcor, Sevilla; JUAN MIGUEL BARQUERO HIDALGO, “Chiqui de Quintana”, de Quintana de la Serena, Badajoz; AGUSTÍN SÁNCHEZ JIMÉNEZ, de Mairena del Alcor, Sevilla; BELÉN VEGA, de Linares, Jaén; y PEPI ABAD, de Córdoba.

Comenzó cantando “Manolo Cástulo”, que hizo dos Tarantas, ambas del estilo de Gasparín, que de haberlas oído el maestro de Linares, se sonrojaría, ya le oímos en Linares el pasado concurso, concretamente el viernes 29 de julio, y para que repetir un artículo. Sigue igual. En los cantes de libre elección hizo Romance por Bulerías, eso sí, diciendo al público que este cante no lo hace nadie. Se ve que esto de dialogar con el público en un concurso es escuela de su tierra. Cerró con Seguiriya. Esta última sin pellizco ni ligazón en sus tercios.

“Chiqui de Quintana” comenzó haciendo Tientos, bien ejecutados. Continuó con Minera y Tarantas, cantes obligados; en laminera, confundió el saber, con el grito, y al final, se le fue, la Taranta, ni asomó, cambió tercios con otros cantes; cerró su actuación con Seguiriyas, ídem al anterior interprete de este palo, ligazón. Eso sí, con una copa de vino se la bridó al público. Muy sabio y muy cuco, pero poco serio en un concurso.

Agustín Sánchez Jiménez hizo cantes por malagueñas, he hizo de Chacón, La Trini, y remató con cantes abandolaos. La Malagueña de Chacón la hizo muy bien, no así la de La Trini, y de la misma guisa los abandolaos.

En cuarto lugar lo hizo Belén Vega. Lo hizo con Cantiñas, Granaina y Media Granaina y finalizó con Tarantas, que hizo dos, ambas dedicadas a la ciudad minera de Peñarroya.

Su cante, en general, destacó, con diferencia, “pa que decir más”. Si bien emocionó con sus cantes de libre elección, llegado el obligado por TARANTAS, consiguió hacer enmudecer al respetable, (como en tauromaquia) hasta que este se rehízo de sus encantos musicales, y su ovación parecía infinita, pues los asistentes creímos estar el paraíso, ya que este “Ángel Tarantero” nos hizo creer que allí estábamos. ¡¡Que arte, “mare de mi alma”, que arte!!

En su expresiones, cerrando los puños en el remete de cada uno de los tercios cuando cantaba, parecía querer retener el alma que se le escapaba ansiosa de entregarla al público, como hace entregándonos su corazón a cachitos en cada una de las Tarantas que interpreta. Que noche; que ARTISTA; que emoción, pues sinceramente emocionó.

De los diez concursantes que hasta ahora he escuchado, he de decir con TODA CINCERIDAD, que cante, cante, Belén.

Un aficionado que conozco de un pueblo cercano, y que ha asistido desde el principio a las fases preliminares, me comentó…” DE TODOS LOS QUE ESTÁN PASANDO POR EL CONCURSO, A EXCEPCIÓN DE ROSA DE LA MARÍA, SOLO HA CANTADO BIEN ESTA NIÑA DE LINARES”.

Ahora queda esperar, y que el Jurado sea justo, y no se deje influir por amiguismos o recomendaciones. Yo se que serán justos.

En el apartado de guitarras de acompañamiento decir que hubo tres guitarristas, todos de una calidad excepcional; el guitarrista oficial del concurso, ANGEL MATA, estuvo extraordinario, con maestría acompañó a “Manolo Cástulo, a “Chiqui de Quintana y a Agustín Sánchez. Rafael Trenas, el maestro de Córdoba, estuvo excepcional, maestro de muchos guitarristas que hoy están triunfando en el mundo del flamenco. Juan Ballesteros acompañó a Belén Vega. Como siempre. Maestro, como siempre, por eso yo le llamo “El Rey Midas de la Guitarra”.

Bien, termino esta crónica, y con su permiso permítanme que cambie excepcionalmente mi “Grito de Guerra” cumpliendo así una promesa hecha, y por ello digo…

¡¡Que viva Linares, la Taranta y…. Belén Vega!!

 

Belén Vega