Ayer jueves, 29 de septiembre, tuvo lugar en el Ayuntamiento de Linares una reunión entre los familiares de los militares destinados en el Polvorín de Linares y el Subdelegado del Gobierno en Jaén, Fernando Calahorro. En la misma también estuvo presente el Alcalde Linares Juan Fernández. Los familiares de los militares expusieron su preocupación ante las noticias que hablan del desmantelamiento de las actuales instalaciones del polvorín de Vadollano lo que conllevaría el traslado de los militares allí destinados.

Según informan fuentes del Ayuntamiento, el Subdelegado del Gobierno les respondió que la información del Ministerio de Defensa es que, “actualmente no se ha considerado la decisión de desmantelar el polvorín de Linares, que no hay prevista ninguna toma de decisión al respecto antes de mediados del próximo año 2012 y que, en el caso de se considerara dicho desmantelamiento el ministerio contemplaría el mantenimiento de las actuales instalaciones militares, lo cual incluiría a los efectivos militares allí destinados”.

Según esas mismas fuentes municipales el Alcalde se ofreció a los familiares para seguir defendiendo el futuro del polvorín de Vadollano, mostrando su apoyo “sin fisuras”, a la vez que se comprometió a transmitir sus demandas a las administraciones correspondientes. Asimismo Fernández se mostró tajante en su actitud con los familiares diciéndoles que, “si se llegara a la pensar en quitar el Polvorín antes tendrían que demostrarle con argumentos la necesidad de dicha acción así como los criterios objetivos elegidos”. Finalmente hizo referencia a la carta enviada al ministerio el pasado mes de abril y al último acuerdo plenario en el que se indicaba que las instalaciones del polvorín de Vadollano está en perfecto estado, que ha sido recientemente modernizado y que por tanto reúne todas las condiciones en materia de seguridad.


Ver mapa más grande