Según informa el gabinete de prensa de UGT-Jaén, los hechos fueron denunciados públicamente en día de ayer, 5 de septiembre, por Manuel Pastrana. “Ha ocurrido en Linares en una empresa que emplea a trabajadores sin contrato y sin dar de alta en la Seguridad Social. El trabajador llamó desde su móvil a nuestro teléfono de denuncia, alguien lo escuchó y lo puso en conocimiento de los responsables de la empresa y al día siguiente ya no le dejaron incorporarse al trabajo. Es dramático que en esta Europa de las libertades y de la democracia, que no se nos cae de la boca, un trabajador se la juegue hoy, no por asistir a una manifestación, sino por hacer algo tan simple como llamar al teléfono de denuncia que la UGT puso en marcha en el mes de julio”.

Según ha manifestado el secretario general de UGT Andalucía “las movilizaciones que tenemos previstas estarán adaptadas para no colisionar con la jornada laboral de los trabajadores, para que no sea un argumento más a utilizar por los empresarios. Hemos llegado a un punto donde la situación es tan absolutamente terrible y tremenda que reivindicar un derecho, como es que te den de alta en la empresa en la que estas trabajando, suponga automáticamente que te quedes sin empleo. Lo terrible de este momento es que los trabajadores ya no tienen la opción de exigir que se le aplique la ley.”

Según Pastrana, este caso no es aislado, “esta realidad está ocurriendo permanentemente. Esto pone de manifiesto que nos encontramos ante un problema mucho más grave, en el sentido de que hoy la libertad es imposible para miles de ciudadanos sujetos a la explotación laboral”, ha declarado.

Para el líder regional de UGT, “mientras los políticos se agachan cada vez más ante las imposiciones europeas, cuestiones tan fundamentales como pedir que te den de alta y trabajar con contrato se está perdiendo sistemáticamente”.