El número de parados registrados en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (INEM) en la provincia de Jaén ascendió en el mes de agosto en 856 personas, lo que supone una subida del 1,56 por ciento respecto al mes anterior, según los datos facilitados hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Jaén es la tercera provincia andaluza en la que se ha experimentado un mayor crecimiento del número de parados, después de Huelva (2,50%) y Córdoba (1,98%).
La provincia ya cuenta con 55.639 personas sin empleo. La cifra registrada en Jaén es bastante preocupante, ya que la provincia contabiliza 3.412 parados más que en 2010, registrando un ascenso interanual del 6,53%, registrando uno de los mayores incrementos de Andalucía en los últimos doce meses. Es bastante significativo que este mes no se ha reducido el paro en ningún sector, excepto en Agricultura, donde el número ha bajado en 1 persona (-0,01%). Servicios ha sido el que ha registrado un aumento más significativo, con 310 parados más, un 1,29% más que el mes pasado, debido principalmente, al fin de las contrataciones estivales. En la Construcción se ha incrementado la cifra en 237 personas (un 3,18% más), y en Industria el aumento ha sido de 273 personas (un 4,55% más). Por otra parte, la cifra de parados sin empleo anterior ha subido en 37 personas.
Tal como suele ocurrir en agosto, se incrementan las cifras del paro en la provincia. La baja rentabilidad provocada por la caída de precios del aceite de oliva está dejándose notar en las escasas contrataciones para las labores agrícolas que tradicionalmente se hacían durante el mes de agosto. Por otra parte, desde UGT Jaén se denuncian las malas prácticas de algunos empresarios que para ahorrar las vacaciones despiden a sus trabajadores durante el mes de agosto para volverlos a contratar en septiembre, lo que también influye en el aumento de la cifra de parados en este mes.
En esta situación económica actual, los niveles de confianza cada vez son más bajos, lo que provoca una constante caída del consumo y la demanda. Además el tejido productivo acusa una falta de financiación y una elevada morosidad, por lo que se antoja difícil generar actividad económica, y por tanto empleo. Desde UGT Jaén se sigue insistiendo en que la crisis sigue afectando en mayor medida a los trabajadores, que continúan sufriendo con el paro y las cada vez peores condiciones de trabajo, los efectos de una situación que dura ya cuatro años. El Sindicato está convencido de que ninguna reforma laboral crea más empleo. Es necesario, por el contrario, un cambio de modelo productivo que permita al país recuperar la actividad económica y los niveles de empleo. Por último, UGT Jaén reitera su rechazo a la reforma de la Constitución ya que rompe el pacto del 78 e impide que la ciudadanía se pueda pronunciar en un referéndum, sobre todo cuando lo que se está pidiendo desde la calle es que exista una democracia real.