Los aficionados a los toros en general, y al matador José Tomás en particular, tuvieron ayer una especial cita con las taquillas del linarense “Coso de Santa Margarita”.

Cerca de un centenar de personas hicieron cola, incuso desde el día anterior, para hacerse con una entrada para la corrida del día 29 de agosto en la Feria de Linares. En la cola encontramos linarenses, gente de distintos puntos de Andalucía e incuso personal llegado de otras comunidades autónomas.

Colas para comprar las entradas