Desde la Secretaría de Empleo y Salud Laboral de UGT-Jaén, como viene siendo habitual en estas fechas se advierte del peligro al que están expuestos los trabajadores al realizar trabajos al aire libre o más aún, a la exposición de los rayos del sol y que en la mayoría de las ocasiones hacemos caso omiso a las consecuencias que nos puede acarrear.

Es cierto que nos encontramos en la travesía de una de las mayores crisis que ha soportado nuestra sociedad, pero también es cierto que siguiendo las pautas adecuadas de actuación durante nuestra jornada laboral, podremos prevenir nuestra salud, de estos incidentes que en principio pueden ser personales pero que en ocasiones suponen acarrear un accidente en cadena, que de una forma u otra los costes tanto para la empresa como para el trabajador, suelen ser costosos.
La responsable de Salud Laboral de UGT-Jaén, Rocío Muñoz; advierte que cada año por desgracia se repiten por estas fechas, accidentes con resultado de muerte por estos motivos.
Tenemos que estar alerta ante los síntomas que suelen aparecer ante un golpe de calor, como son: mareo, confusión, sudoración excesiva al inicio con posterior falta de sudoración, enrojecimiento y sequedad en la piel, fiebre con temperatura por encima de los 39,4º C (llegando incluso hasta los 40 o 41º C) desorientación, comportamiento no adecuado, aceleración del ritmo cardiaco con latido débil, dolor de cabeza, inconsciencia, entre otros síntomas.
Para evitarlos debemos beber muchos líquidos, evitar ejercicios o trabajos a pleno sol o calor, vestir con ropa ligera y fresca, proteger la cabeza adecuadamente, comer comidas ligeras y nada de alcohol o hacer frecuentes y pequeños descansos en trabajos duros. Por tanto, los golpes de calor es la consecuencia más grave del exceso de calor. Las consecuencias afectan a nuestro organismo produciendo disfuncionalidad a los órganos, como los riñones, pero especialmente al cerebro, de manera que si no se trata rápidamente, nos puede producir graves daños irreversibles.
Cuando nos encontremos ante un golpe de calor debemos de actuar siguiendo las siguientes pautas:
-poner a la persona afectada en un sitio fresco y a la sombra.
-llamar al teléfono de urgencias pertinente.
-mientras tanto, intentaremos disminuirle la fiebre, bien aplicando alguna tela mojada o hielo en las axilas o ingles.
-mover a la persona afectada hacia lugares ventilados o con aire acondicionado, o ventilador.
-con temperaturas superiores a 40º C se debería bañar con agua fría para rebajar la temperatura hasta los 38º C, momento en el cual se debe dejar de aplicar frío para evitar posibles hipotermias.
-seguir controlando la temperatura.
Parecen recomendaciones a seguir obvias y sencillas, pero lo cierto es que en este periodo estival es cuando en nuestra provincia más accidentes con resultado de muerte se producen, junto con la época de la recolección de aceituna.
Desde UGT-Jaén queremos hacer un llamamiento a la sociedad en general para que se cumplan estas recomendaciones y así evitar que la salud de los trabajadores y trabajadoras se pueda ver afectada causando daños irreversibles.
Asimismo exigimos el cumplimiento de acuerdos y convenios en vigor así como de la normativa vigente referente a la Prevención de Riesgos Laborales como un medio de lucha más contra la siniestralidad laboral en nuestro afán de salvaguardar la salud y los derechos de los trabajadores y trabajadoras.