El pasado sábado, día 13 de este flamenco mes de agosto, donde la Taranta es por derecho propio, la reina del flamenco en Linares, un grupo de ciudadanos de las Peñas flamencas “La Taranta” y “Niño de la Paz”, así como de la “Mancomunidad de Vecinos Regantes de San Roque”, quisieron sumarse ha este flamenco y festivo mes linarense, honrando la memoria de los hombres y mujeres que hicieron posible la grandeza de Linares con su esfuerzo, con su sudor y lágrimas, los Mineros.

Este evento tuvo lugar, en el “Pozo Chaves” de la “Mina San Adrián”, un marco muy propio dado el fin del mismo, honrar la memoria de los mineros. Qué mejor sitio que en la mina, en esos lugares donde muchos, desgraciadamente, dejaron la vida, unos en el tajo, otros en el tiempo por la enfermedad.

En este acto flamenco, que tuve el honor de presentar, actuaron cuatro grandes cantaores, tres magistrales guitarristas y un extraordinario grupo flamenco. Todos de Linares.

El primero en cantar fue PACO SOTO, que llevó a gala el apellido familiar, dejando constancia de esos genes de “Los Sotos” que hacen que estos sean referentes en el mundo del flamenco.

Cantó con ese estilo tan propio de Linares, con esos matices que también ejecuta donde se vislumbra la influencia “Nazarena Pontanesa”. En su actuación cantó, Tarantas, Soleá Apolá y Tarantos.

Su cante su estilo, me sumergió en los bellos cantes que ejecutaran el maestro Fosforito, y que tanto cariño le tenemos Paco Soto y yo.

Fue acompañado por un joven guitarrista, alumno de ese gran maestro que es Luis Moreno “El Niño de la Paz”, y sinceramente no defraudó, demostró que es digno alumno de ese gran maestro. Bravo Luis no caen en saco roto tus enseñanzas.

Siguió la noche con MANOLO HERNÁNDEZ “EL CONTRERAS”, que nos demostró porque está ascendiendo en este difícil mundo del flamenco, pues su actuación fue digna del acto y su entrega fue total. Así son los grandes aficionados y artistas. Cuando hay que entregarse, se entrega uno y basta. ¡Bravo flamenco!. Comenzó cantando por Soleá, Tientos/tangos y termino con Fandangos. Fue acompañado por la guitarra de Rafael Martínez Ruiz ”El Niño del Pisar”.

Continuó la noche con una muy esperada actuación, la de SILVERIO FLORES “EL VERI”. Buen aficionado y persona muy querida por la Peña Luis Moreno “Niño de la Paz. Hizo, con su acostumbrada maestría cantes por Alegrías de Córdoba, Soleá de Triana, y remató su faena con unos Tangos Extremeños. Fue acompañado por la magnífica guitarra de Rafael Martínez Ruiz, “El Niño del Pisar”. Este extraordinario guitarrista linarense, compagina magistralmente su trabajo peñístico, como presidente de la Peña “Niño de la Paz” con el manojo de “La Sonanta”, y demuestra que en ambas lides es maestro.

El plato fuerte de la noche se le reservaba al maestro, sí al maestro por que lo es, JOSÉ HEREDIA HEREDIA “JOSLETE DE LINARES”. “Joselete” comenzó haciendo unos cantes por Malagueñas, que hizo dos de ellas, continuó con Bulerías y remató con cantes por Fandangos, de los que hizo un buen ramillete de ellos. Estuvo acompañado por el no menos maestro de la guitarra y uno de los guitarristas oficiales del Concurso Nacional de Tarantas Ciudad de Linares, Fernando Contreras “El Cali”.

Al término de la actuación de “Joselete de Linares” los organizadores subieron al escenario e hicieron entrega de unos recuerdos de este emotivo acto, consistente en un pergamino recordando y agradeciendo las colaboraciones. He de decir que fui uno de los agraciados, y con toda sinceridad manifiesto que me sentí profundamente emocionado, pues una vez más, Linares y sus gentes, esas buenas gentes de Linares me premian. Pues es un premio contar con su amistad. ¡Quién se resiste a tan manifiesta demostración de reconocimiento! ¡¡Gracias de todo corazón!!

Cerró la noche el grupo PLOMO Y PLATA que puso con sus cantes por fiesta, el broche final a una maravillosa noche flamenca, que como dije al principio, espero esta sea la primera “velá flamenca” de un ciclo eterno, porque eterna es la grandeza de Linares e imperecedero el recuerdo que se les debe a los mineros.

Este grupo, de hombres y mujeres de la Peña Luis Moreno “El Niño de la Paz” está formado por el presidente de la misma y guitarrista Rafael Martínez, por Alejandro Mondaray, guitarrista, Antonio Sánchez “El Chiri” a la percusión, y las voces de Andrés, Sonia y de Luisi. Demostraron que son imprescindibles ya en el flamenco, pues aín con su corto recorrido por el tiempo de su formación, hicieron con su actuación una demostración de su arte, y nos dejaron a los asistentes verdaderamente satisfechos. Y sobre todo demostraron oficio, y que poseen un corazón flamenco a prueba de infartos modernistas, pues sus actuaciones estuvieron impregnadas de calidad y pureza flamenca en el ámbito festero, aunque ellos en su modestia crean que no. Ánimo Artistas, vosotros valéis mucho.

Y nada más por esta vez.

¡Viva Linares y su Taranta!

 

Silverio Flores "El Veri", acompañado de Antonio Molina "El Chiri" y el "Niño del Pisar" (Foto A. del Arco)