No todas las ciudades pueden presumir de tener entre sus habitantes artistas de la talla de Belin. Tampoco todas las ciudades tiene la suerte de contar en su trama urbanística vías de la belleza y categoría del Paseo de Linarejos. Linares, tiene el privilegio de contar con ambos ingredientes.

Los que el pasado viernes se dirigían hacia el mercadillo, o simplemente paseaban aprovechando las tupidas sombras del Paseo, pudieron disfrutar en directo del arte del graffitero linarense. Esta vez, Belin pintaba un muro acompañado del artista de Orihuela “Sealtres“.

Os dejamos las fotos de esta obra de arte que de nuevo los artistas del graffiti han regalado a nuestra ciudad.