Ayer finalizaron toda una serie de actos religiosos y lúdicos para celebrar el 784 aniversario de la aparición de la Virgen de Linarejos.

El pasado jueves, organizadas por la “Cofradía de la Virgen de Linarejos”, comenzaron las tradicionales Festas del Jubileo en honor a la Virgen de Linarejos. El viernes fue el día grande, día de la patrona y festivo local. Este hecho hizo que fueran muchos los linarenses que se acercaron, especialmente tras la puesta del sol, con ganas de pasar un buen rato con las actuaciones que había programadas.

Los que se acercaron hasta las inmediaciones del Santuario pudieron disfrutar de las tradicionales tómbolas en las que se podían adquirir a distintos precios objetos cerámicos dedicados en su mayoría a la patrona.

A modo de broche final, esta pasada noche actuaron los alumnos de la academia de baile de Encarnación Molina. En total han sido cuatro días de devoción y fiesta que han servido para amenizar y alegrar el principio del mes de agosto en Linares.