Los trabajadores de La Inesperada, en declaraciones a Linares28.es denuncian la desesperante situación en la que se encuentran.

Tras el varapalo que supuso la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Jaén, en la que solo se reconocía la deuda de los pagos de las nóminas entre diciembre de 2010 y febrero de 2011, estudian ahora volver a interponer una nueva demanda por incumplimiento de contrato, a fin de conseguir el pago de las nóminas y pagas extras desde marzo de 2011 hasta la fecha de hoy. Además el juez desestimó la extinción de los contratos, por lo que los trabajadores no pueden obtener el derecho al cobro por desempleo y deben de seguir acudiendo a su puesto trabajo. Paradójicamente la plantilla denuncia que se encuentran las instalaciones de la fábrica cerradas, “mientras esperamos nos refugiamos del sol debajo de una palmera” asegura uno de los trabajadores. Todo los días esperan a que acuda un notario que de fe de que han asistido y cumplido con su obligación de acudir al centro de trabajo, notario que añaden, tienen que pagar ellos mismos. Hoy los empleados tienen una nueva reunión con su abogado para estudiar nuevas medidas a tomar.

La plantilla agradece y reconoce que los medios locales sí se están haciendo eco del grave problema por el que están pasando. Sin embargo uno de los trabajadores asegura que “no ha habido ni un solo político, que se haya molestado en preguntar como estamos y si necesitamos algo”.

Por otra parte, lejos de ver la luz al final del túnel, aseguran que las negociaciones para la venta de la empresa a un inversor externo no han llegado a buen puerto.

Instalaciones de La Inesperada

 

Antigua nave de La Inesperada