De paso.
Vida y muerte, como placer y dolor.
Igual que sí y no o blanco y negro…
Ruido y silencio al fin y al cabo.
Eternas presencias de necesarias contradicciones que dan contenido a la existencia.
Y en este devenir de contradicciones de desarrolla todo…De principio a fin.
De paso, claro.

Ángel Tirado Conde

De paso

Ángel Tirado Conde nace en Linares un 13 de junio de 1961, cursa estudios de primaria en el Colegio S. Joaquín y bachillerato en el instituto Huarte de S. Juán de la misma ciudad. Obtiene la Licenciatura de Medicina en Granada, Los primeros pasos profesionales como médico rural los da en la provincia de Ciudad Real. En el año 1998, se traslada de nuevo a Linares donde ejerce hasta el día de hoy como Médico de familia.
Como él mismo acostumbra a decir, la fotografía es una pasión y una terapia que empieza a practicar de forma autodidacta y que diariamente le ayuda a permanecer apartado de las consultas del compañero y amigo psiquiatra. Siempre se recuerda con una cámara entre las manos y es desde el año 2009 cuando gracias a un grupo de amigos de su círculo más íntimo, se anima a vencer el pudor de exhibir sus fotos públicamente con una primera exposición individual que tituló “Asuntos Propios”, que tuvo muy buena acogida.
Posteriormente entra en contacto con “La Casa Pintada” a través del artista linarense José Manzanares que le propone colaborar en la exposición “agua”. Desde ese día hasta hoy ha participado en todas las exposiciones temáticas de “La Casa Pintada”. Ese momento es clave en su trayectoria al empezar a incorporar en sus obras influencias de otras disciplinas artísticas que puede admirar en primera persona dentro de este grupo, lo que le permite investigar e incorporar técnicas complementarias a su base fotográfica. Así se suceden entre 2009, 2010 y 2011 las exposiciones “Aire”,”Fuego”, “Mitos”, “Placer”, “Silencio”, “Tiempo” todas ellas en la sala de la calle “La Rosa nº 6” de Linares.
Exposición “Ágora” en El Corte Inglés de Linares. En abril de 2010 participa en la muestra colectiva que celebra el centenario de la Escuela Politécnica Superior de Linares. Colectiva ”Entre libros”, “El médico y la fotografía” que se celebró en junio 2010 en la Real Sociedad económica de amigos del país en Jaén. Colectiva Casa Pintada “Centro municipal de arte “Rey Chico” en Granada. “Regalarte”, en la Galería Bejarano de Linares y en la exposición que celebró la inauguración de la reconstruida “Villa María”. Exposición “Yo soy la locura” en el Hotel Cervantes de Linares.
En mayo 2011 acepta el reto de Rafael Cerdá, prestigioso artista plástico y director de arte de la Galería Bejarano de representar a la misma en la “II Bienal de fotografía y artes audiovisuales. Fotojaén 2011” que se celebró del 13 de mayo al 15 de junio y lo hace con una serie titulada “Live life”, donde mostró un conjunto de imágenes de gran poder evocador, llenas de melancolía y fuerza emotiva, con las que nos habla, de una forma muy sensible y poética, de sus experiencias vitales.
Tiene obras expuestas de forma permanente en establecimientos de la ciudad de Linares.

“Si algo caracteriza las fotografías de Ángel Tirado Conde es la exquisitez; exquisita sensibilidad, exquisito tratamiento con un peculiar aire “vintage” que nos transporta en cada trabajo a un plano de ensoñación, de irrealidad, fotografías ancladas en una realidad recreada con maestría absoluta. Ángel, con sus trabajos, despierta emociones latentes, más que sensaciones.” Raquel Méndez

“Artista de fotos imposibles, de tacones andando por cuerdas, de brisas que acarician, de miradas penetrantes, de labios sensuales, de relojes sin manecillas, de personajes que cuentan su vida en una instantánea, de otoños adormecidos, de veranos que explotan en luz…… y de mil frases que se incrustan en el alma….”. Concepción Garrido.

Ángel es un fotógrafo de la sensibilidad. Ángel es un poeta. Sus fotos son proyectiles de sensaciones y emociones. Jesús Figueroa

Ángel tiñe las escenas del color de su mirada, las disfraza, las desmenuza, las distorsiona y las vuelve a recomponer para arrojarlas sobre los ojos de un espectador, atónito en mi caso, cuyas emociones patinan por los cauces de su creatividad. Su obra raya en la genialidad casi de manera permanente. Miguel Meiga

Ángel Tirado Conde