Isabel es Doctora en Ciencias Exactas, Profesora titular del Departamento de Matemática Aplicada I de la Universidad de Sevilla. Desempeña su labor principalmente en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de dicha Universidad. Al hablar con ella nos sorprendió con la grata noticia de su pronta maternidad.

01. ¿Qué se siente al triunfar tan joven?
Bueno, “triunfar” me suena algo excesivo. Es verdad que este último año ha sido muy gratificante, y nuestra investigación ha tenido un reconocimiento que nos ha sorprendido a nosotros mismos, y por el que estamos muy contentos.

02. ¿A qué edad supiste que lo tuyo serían las “mates”?
Siempre me gustaron, en el instituto eran mi asignatura preferida, así que cuando tocó elegir carrera no me lo pensé, elegí lo que más me gustaba.

03. Para los profanos, ¿qué es la matemática discreta?
El calificativo “discreto” hace referencia a objetos que aparecen de forma “aislada”, como por ejemplo los números naturales (tenemos el 1, y a continuación el 2, pero entre ambos no hay ningún otro). Lo contrario serían los objetos “continuos”, como las curvas (que son continuas en el sentido de que se puede dibujar una curva en el plano sin levantar el papel del lápiz).

04. ¿Qué supuso para ti acudir al Congreso Internacional de Matemáticos (ICM) en Hyderabad (India) en agosto del año pasado?
Ser invitados como conferenciantes al ICM fue un premio, un reconocimiento a la investigación que mi compañero Pablo Mira (Universidad Politécnica de Cartagena) y yo hemos desarrollado en los últimos años. El ICM es el mayor evento mundial en Matemáticas, se realiza cada cuatro años, y que seleccionen tu trabajo como representante de los avances que se han realizado en esos cuatro años es un orgullo.

05. ¿Crees que la sociedad actual valora logros tan importantes como los obtenidos en tu campo por ti y por otros jóvenes colegas?
La investigación científica es algo que no suele atraer al gran público, y menos aún cuando se trata de Matemáticas, que suelen estar algo marginadas. Hay un cierto rechazo inicial a hablar de Matemáticas. Creo que es algo que tenemos que trabajar todos, los que investigamos debemos aprender a divulgar mejor lo que hacemos, los periodistas deben intentar formarse un poco más en temas científicos, y los lectores deben tener la mente abierta, no recurrir al “yo es que soy de letras” para no estar al día de la actualidad científica.

06. ¿A qué has renunciado para llegar tan lejos?
No siento que haya renunciado a nada, los sacrificios que he podido hacer (quedarse un día trabajando más de la cuenta) los he hecho porque me gustaba en lo que estaba trabajando, porque estaba “picada” con un problema, nunca por obligación o a desgana. La investigación en Matemáticas tiene un gran componente de “amor al arte” por así decirlo, por dinero te aseguro que no lo hacemos…

07. ¿Hasta dónde pretendes llegar?
No tengo un “plan”, creo que hay que dejar que las cosas fluyan, y aprovechar las oportunidades que aparezcan. De momento las cosas me han ido muy bien, he conseguido trabajar en temas interesantes con gente que me ha aportado mucho, a la vez que he conseguido una posición estable en la Universidad, así que sólo espero seguir así.

08. ¿Crees que podrás desarrollar tu trabajo en España o tendrás que emigrar a lugares dónde se invierte más en investigación?
En general es complicado desarrollar una carrera investigadora íntegramente en España, yo estuve fuera unos meses, como parte de mi formación pre y post doctoral, pero tenía muy claro que a la larga quería vivir aquí. No es fácil conseguir un contrato indefinido aquí, suele ser habitual enlazar contratos temporales sin saber muy bien qué pasará cuando acaben, así que es normal que alguna gente prefiera (y otra se vea obligada a) emigrar. Pero yo he tenido suerte, y desde hace ya unos años pertenezco a la Universidad de Sevilla, donde me han acogido muy bien.

09. ¿Cambia la visión del mundo cuando se sale de Linares, cuando se viaja a otros países y se conoce a personas muy relevantes en diversos ámbitos científico-culturales?
Yo creo que salir de tu ambiente siempre aporta otra visión de las cosas. En mi caso al menos ha sido así, viajar te hace mucho más tolerante, y conocer a personas relevantes te hace darte cuenta de tus limitaciones, y querer superarlas.

10. ¿Y la visión de Linares, cambia también?
Después de vivir en ciudades enormes, como Río de Janeiro o París, veo Linares como una ciudad pequeñita, lo que la hace una ciudad muy cómoda: las distancias son cortas (¡y pensar que antes me parecía que el camino de mi casa en la Avenida al Paseo era eterno!), es fácil encontrarte con los amigos por las noches, ya que estamos siempre en los mismos sitios…

11. ¿Cómo se nos ve desde fuera?
Es curioso, pero siempre que digo que soy de Linares lo que me responden es “ay, yo conozco a uno de Linares”… También me hablan de lo bien que se tapea, y de lo que ha crecido la ciudad últimamente.

12. ¿Te sientes profeta en tu tierra? ¿Crees que Linares reconoce el esfuerzo y el trabajo realizado como te mereces?
Lo de “profeta en mi tierra” me parece exagerado, pero sí es verdad que diversos medios se han hecho eco de nuestra invitación al ICM, cosa que me ha sorprendido y que agradezco, ya que como te decía antes, es complicado que la investigación en Matemáticas trascienda más allá de nuestro reducido círculo.

13. Sin chovinismos, ¿qué te ha aportado de bueno Linares?
Yo creo que los lugares los hacen las personas, así que lo que me ha aportado Linares es lo que me han aportado las personas que he conocido aquí. Y teniendo en cuenta que he vivido en Linares hasta los 18 años, y que la mayoría de mi familia vive aquí, pues te puedes imaginar.

14. ¿Qué trabas has tenido en tu desarrollo personal y profesional hasta ahora?
No sé si es que siempre veo el lado bueno de las cosas, pero creo que he tenido bastante suerte hasta ahora, no me puedo quejar de cómo me han ido las cosas. Incluso aquello que al principio parecían malo ha acabado proporcionándome cosas buenas. Lo único que me ha quitado el sueño alguna que otra vez es la incertidumbre propia de la carrera investigadora, no saber qué pasará cuando se acabe esta beca, o cuando aquel contrato termine…

15. ¿Cuántas horas al día dedicas a tu trabajo?
Por un lado están las horas relativas al aspecto docente de mi trabajo (dar clases en la universidad), y por otro las horas que dedico a la investigación, que no son fáciles de contabilizar. No es un trabajo en el que sea fácil desconectar, como se suele decir, “la inspiración tiene que pillarte trabajando”, hay que darle muchas vueltas a las cosas hasta que finalmente consigues algo…

16. ¿Tu familia cómo lleva eso de qué seas tan joven y hayas triunfado en el mundo de las matemáticas?
Estupendamente, se alegran mucho de ver que “esas cosas raras” a las que me dedico tienen su reconocimiento.

17. Se te nota contenta por tu futura maternidad, ¿cómo crees que va a influir este hecho en tu vida profesional?
De momento pienso desconectar totalmente durante mi baja, me apetece centrarme en Marta, estar con ella, y disfrutar del tiempo. Cuando me reincorpore ya veremos cómo nos organizamos. Sin duda va a ser más complicado investigar, ya no podré disponer de toda la tarde para trabajar, o quedarme en el despacho hasta la noche… pero seguro que alguna fórmula encontraremos.

18. ¿Qué dirías a los jóvenes que vienen detrás de ti con respecto al esfuerzo y al trabajo?
Que el esfuerzo y el trabajo al final tienen su recompensa.

19. ¿Consideras el sistema educativo actual adecuado para el desarrollo del máximo de potencialidades de nuestros niños y jóvenes? ¿Qué cosas cambiarías, mejorarías o potenciarías del mismo?
En cualquier sistema educativo es complicado atender correctamente todas las necesidades, ya que el grupo puede ser muy diverso. Creo que lo más importante es fomentar la cultura del esfuerzo, uno de los problemas que veo en Matemáticas es que muchos alumnos tienen un rechazo inicial sólo porque al principio cuesta trabajo entenderlas, ya que tienen un componente de abstracción al que no están acostumbrados. Es importante hacerles entender que haciendo un pequeño esfuerzo al principio, a cambio se accede a un mundo que no es posible explicar sin las Matemáticas.

21. ¿Has tenido una infancia y una adolescencia normales, como las de casi todas las chicas y chicos de tu generación?
Totalmente, he sido una niña de lo más normal.

22. ¿Cuáles son tus hobbies, tus distracciones, tus preferencias para la diversión en general?
Para eso también soy bastante normal. Me despeja mucho salir a tomar unos vinillos (bueno, últimamente unas coca-colas) en una terracita, ir al cine, me encanta tirarme en la playa. Y para desconectar de verdad, irme de viaje a algún sitio totalmente diferente a lo que estoy acostumbrada.

23. ¿Qué lugar de Linares te resulta entrañable, afectivamente relevante para ti?
La casa de mi abuelo paterno, una casa antigua con un patio enorme (o al menos eso me parecía a mí de chica) en la calle Conde Romanones que ya no existe. Estaba al lado de mi colegio (Las Esclavas) y muchos días comía allí y dormía la siesta con mi abuelo.

24. ¿Cuáles son tus proyectos de futuro? ¿Asistirás al Congreso de Jóvenes Investigadores (RSME) a celebrar en Soria del 5 al 9 de septiembre de este año?
Ahora mismo mis proyectos de futuro giran en torno a Marta, que nacerá a finales de junio. He despejado totalmente mi agenda para los próximos meses, hasta ver cómo nos organizamos. Lamentablemente eso incluye perderme el congreso de jóvenes investigadores de Soria, del que soy uno de los organizadores. Es una iniciativa para celebrar el centenario de la Real Sociedad Matemática Española, y siento mucho no poder ir, ya que va a ser una reunión de gran calidad científica, en la que estamos trabajando mucho.

26. Recomiéndanos un libro que nos despierte el interés a los profanos por el mundo de las ciencias matemáticas.
A un nivel muy elemental (para todos los público, incluyendo el infantil) te recomendaría “El diablo de los números”. Y un libro precioso, aunque hay que tener algunos conocimientos en Matemáticas, es “Proofs from The Book” (también existe en español, pero no sé el título), en el que se explican demostraciones de resultados matemáticos tan bellas y elegantes que se dice que debe pertenecer a un libro (The Book, con mayúsculas) en el que Dios guarda las demostraciones más hermosas.

27. ¿Tus mejores profesores/as han sido?
De mi etapa en Linares recuerdo especialmente a uno de mis profesores de Matemáticas del instituto (Pedro Jiménez, del Cástulo).

28. ¿Se tapea mejor en Sevilla o en Linares?
Son distintos, empezando porque en Linares ¡las tapas son gratis! En favor de Sevilla he de decir que al no ser gratis, las tapas suelen ser más “elaboradas”. A mí me encanta la cultura del tapeo, y la disfruto en ambos sitios.

29. ¿Qué pregunta no te he hecho y te hubiera gustado responder?
Pues poniéndome en plan Paco Umbral y su libro: de qué trata mi investigación. Junto a mi compañero Pablo Mira (profesor de la Universidad Politécnica de Cartagena, en Murcia) hemos resumido el estado de la teoría de un tipo de superficies cuyo nombre técnico es ‘superficies de curvatura media constante’. No solo hemos tratado los problemas que hemos resuelto nosotros, sino también una selección de otros más relevantes que se han solucionado en los últimos años, así como una lista de los problemas que todavía quedan abiertos. Una especie de “puesta al día” sobre el tema. Básicamente lo que hacemos es estudiar superficies que tienen propiedades que las hacen ser especiales. En concreto, las propiedades que tienen que ver con cuánta energía “gastan” esas superficies. Buscamos las que tienen una energía mínima, como ocurre en las películas de jabón, por ejemplo. El jabón se distribuye formando una película que tiene precisamente esa propiedad, la de energía mínima. Una aplicación muy curiosa es en arquitectura. El hecho de que estas superficies tengan energía mínima se traduce en que a la hora de construirlas se precisa menor cantidad de material, resultando por tanto más económicas. Además, estas superficies tienen formas muy bonitas, lo que hace que al final se obtengan construcciones realmente interesantes. Un buen ejemplo es la cubierta del estadio olímpico de Munich, en Alemania.

30. ¿Cómo titularías le entrevista?
Eso te lo dejo a ti, que eres el profesional.

Gracias en nombre de Linares28.es y en el mío propio.

Isabel Fernández