El cáncer de las democracias nace en el seno de la ciudadanía y el catalizador de la enfermedad no es, como se dice, la apatía sino la desinformación y la falta de unidad del propio pueblo. Propongo la siguiente idea para curarnos de este cáncer entre todos. Si la hacemos realidad tendremos acceso a más información relevante a cerca de lo que sucede en el Ayuntamiento y por tanto más capacidad para presionarle, o sea, más poder. No pretendemos enfrentar a unos con otros sino que los ciudadanos de a pie, sean cuales sean sus preferencias políticas, participen activamente en proyectos que nos acerquen a un futuro mejor.

Proyecto: Ciudadanos en acción.
A continuación explico concisamente los pilares de este proyecto, que es muy imperfecto todavía; sólo vivirá si así lo queremos. Espero impaciente vuestras ideas.
1. La culminación de todos los objetivos del programa electoral del PSOE es inviable. Los políticos hablan y hablan así que deberemos ser nosotros, los ciudadanos, los que cribemos su discurso. Para ello debemos designar como prioritarios e imprescindibles un número de objetivos. Esto lo haremos dialogando y debatiendo en asamblea. Una vez designados los objetivos prioritaros formaremos grupos de control. Crearemos uno por cada objetivo prioritario (si designamos 8 objetivos crearemos 8 grupos). Su función será velar por la buena marcha de cada proyecto a lo largo de los 4 años de la candidatura. Con cierta periodicidad (por ejemplo, tres veces al año) los grupos / representantes de los grupos nos reuniremos en asamblea para hacer llegar a todos la información que hayamos recopilado.

Toda la información se pondrá a disposición de todos los linarenses en una página web creada para tal propósito.

Importante:
El fin de esta idea es que los grupos estén formados por ciudadanos normales y corrientes que, seguramente, simpatizarán con diferentes ideas políticas, culturales, religiosas, etc. Qué nos importa: en ello radica precisamente el valor de este proyecto y de la verdadera democracia. Si conseguimos librarnos de todo lo superfluo y debatir libre y racionalmente habremos creado algo increíblemente valioso: la unidad basada en el respeto mutuo. A continuación muestro un ejemplo de grupo de control (el nombre «grupo de control» es horrible y lo podemos cambiar).
Grupo objetivo electoral: Construcción de una planta de reciclaje, este grupo se informará a cerca de aspectos tales como: a) la existencia de dicho proyecto (a lo mejor ni existe); el presupuesto del que se dispone para realizarlo y el origen del mismo (Junta de Andalucía, Unión Europea, Ministerio del Medio Ambiente, etc.); el plazo en el que se terminará; puestos de trabajo potenciales; qué productos se reciclan actualmente, cómo y en qué lugar; qué otros productos pueden reciclarse/crearse con los residuos de los linarenses y cómo podemos obtener beneficios de la planta (ej.1: si los comercios comienzan a cobrar por el uso de las bolsas de plástico los compradores usarán las de papel, que son gratuitas. La planta producirá estas bolsas de papel; ej.2: papel para las administraciones y los colegios públicos; envases de aceite, etc.) otras ideas.
No tengo noticia de que esto se haga o se haya hecho en nuestra ciudad. Cuando converso con amigos y familiares me doy cuenta de que no se conoce con detalle la evolución de los programas electorales; únicamente se sabe lo que está a la vista. Esto es antidemocrático e injusto. No podemos conformarnos con votar una vez cada 4 años y dejar que los políticos hagan lo que quieran y sisen cuanto se les antoje.. Ha llegado el momento de organizarnos y presionar. Tenemos tanto poder…Aportad vuestras ideas, ¿cómo podemos empezar a organizarnos? ¿comenzamos por barrios / asociaciones de vecinos / colegios / institutos / …?

(N)os deseo lo mejor,
Lola Herrador