Este sábado se ha celebrado en la localidad jiennense de Alcaudete la Fase Previa de la Copa Diputación de Baloncesto 2011, competición que desde hace unos años lleva el nombre de José Enrique Vallejo, vecino de aquella localidad tristemente fallecido.
En esta Fase Previa participaban el equipo de Primera División del C.B. Linares y su equipo vinculado, los Veteranos del Baloncesto de Linares. El equipo de Nacional que dirige Javier Ariza afrontaba su primer compromiso frente un equipo que defendía el nombre de Castillo de Locubín, una localidad de apenas 5000 habitantes situada en la Sierra Sur de nuestra provincia. Lo curioso del caso es, que 7 de los 10 jugadores que presentaba ese conjunto, habían pertenecido en la presente temporada al equipo de Primera División del Trompa Priego de Córdoba. No obstante, los linarenses se imponían en ese primer encuentro por una diferencia de 25 puntos.
Lo complejo de la competición al haber 9 equipos participantes repartidos en 3 grupos, clasificándose los campeones de cada uno de ellos y el mejor segundo, hacía que las diferencias en los tanteos fuesen determinantes.
Tal y como se estaba desarrollando la jornada, el equipo de Ariza se veía obligado a vencer de cualquier manera al CAB Linares y así fue. El otro equipo de la ciudad presentaba dos novedades con respecto al equipo que ha participado en la Liga Provincial. Serían estos, y en especial Manu Medina, pivot de La Zubia de Primera Nacional, los que mantendrían al CAB en el partido. Los chicos del C.B. Linares acusaban el cansancio, ya que mientras el CAB había disfrutado de descanso entre partidos, el C.B. Linares tenía que disputar ambos compromisos de forma consecutiva. No obstante, pese al cansancio y a las bajas en el C.B. Linares, Ariza controlaba el partido a la perfección, dejando a Carcelén la responsabilidad de liderar al equipo a la victoria por dos puntos de diferencia en los últimos minutos. Esto hacía que el C.B. Linares se clasificara para la Fase Final y el CAB cayera eliminado.
Pero no terminaban ahí las alegrías para el Club Baloncesto Linares. Su equipo vinculado, el Veteranos del Baloncesto de Linares, tambien lograba clasificarse para la siguiente ronda imponiéndose inapelablemente al Celtic Quesada y al anfitrión, el C.B. Alcaudete. Con ésas dos victorias, los Veteranos se proclamaban campeones de su grupo. Fueron dos partidos muy disputados en el que los linarenses demostraron que pese a superar los 40 años de edad en la mayoría de los casos, siguen teniendo la clase y la categoría suficiente para seguir dando alegrías a su Club de toda la vida, pero por encima de todo, demostraban que siguen disfrutando de éste deporte como lo hacían en los años 80 y 90. El Baloncesto le debía este homenaje a una generación extraordinaria del baloncesto linarense que hoy, se encuentra entre los 4 elegidos por méritos propios para tratar de lograr el título de Campeón de una Copa Diputación que éste año estrena formato. Junto a los dos representantes del C.B. Linares estarán en semifinales el C.B. Martos como mejor segundo y el C.B. Andújar como campeón de su grupo. La Fase Final se celebrará tambien en Alcaudete el sábado 28 de Mayo. Los cruces están por decidir, pero a buen seguro, los cuatro semifinalistas ofrecerán un gran espectáculo.

Victoria Cadete sobre el CAB.

Antes de celebrarse en Alcaudete la Fase Previa de la Copa Diputación de categoría Senior, se había celebrado en Linares otro enfrentamiento C.B. Linares – CAB, en éste caso en categoría cadete.
En éste caso, el entrenador del C.B. Linares, Jose Miguel García, en una muestra más de profesionalidad y cariño hacia sus jugadores, quiso premiar a los chavales menos habituales en sus quintetos con el privilegio de formar el quinteto inicial en un partido de máxima rivalidad. El partido empezaba muy igualado, con los dos equipos muy concentrados en defensa y con buenas selecciones de tiro en ataque. Tras los primeros 5 minutos en el que los chicos menos habituales del C.B. habían dado la talla, el CAB realiza varios contraataques que hacen que la ventaja de éstos se vaya a 18 puntos. Es entonces cuando Jose Miguel García empieza a realizar cambios, controlando el marcador en todo momento, con una frialdad y una categoría de la que pocos entrenadores pueden presumir. La distancia va disminuyendo durante el encuentro hasta que a falta de 9 minutos el C.B. Linares se pone por delante, aumentando su ventaja hasta los 10 puntos a falta de 5 minutos. En ese momento, los azulillos acusan cierta relajación, pierden varios balones y el CAB reacciona, por lo que Jose Miguel García se ve obligado a solicitar tiempo muerto para reorganizar a su equipo. A falta de un minuto, el CAB había conseguido ponerse un punto arriba en el electrónico, pero entonces, unas buenas acciones de Diego y Pedro Gómez, junto a la superioridad en el rebote de Andrés Ramón, y el acierto en los tiros libres, hace que los chicos del Club Baloncesto Linares logren la victoria por 57-54, demostrando una capacidad de reacción y fé en su entrenador admirable en éstas edades.