El coordinador provincial de IU, Luis Segura, ha expresado su convencimiento de que la mejor forma de unir las elecciones municipales y la crisis económica es que los ciudadanos conviertan la indignación en voto a favor de la esperanza en otra política posible. Luis Segura, que comenzó la campaña electoral arropando al candidato de IU a la alcaldía de Bailén, Manuel Martínez, espera y desea una respuesta contundente en las urnas hacia aquellos -PSOE y PP- que están empobreciendo con sus decisiones a miles y miles de personas. Ahora es el momento de los ciudadanos y, en estos días previos a decidir el voto, debemos tener muy presente que no estamos condenados a elegir entre los mismo y lo mismo, porque nuestras manos son nuestras, como dice Eduardo Galeano.
Es el momento de recordar decisiones compartidas por el PSOE y PP, que tanto daño están haciendo a miles de personas de la provincia de Jaén y de toda España. Recordamos una reforma laboral, que apoyaron el PSOE y el PP; una contrarreforma de las pensiones, que votaron el PSOE y el PP, que bajará las pensiones futuras a quien pueda cobrarlas; una reforma de las cajas de ahorro, que votaron el PSOE y el PP, que privatizará nuestro ahorro para mayor beneficio de los bancos. En fin, es el momento de recordar, que es indignante la ola de privatizaciones de empresas públicas y servicios, (antes con el PP y ahora con el PSOE), que el gobierno se arrodille ante los mercados para hacer pagar la crisis a los que no la hemos provocado.
Ahora podemos empezar a cambiar esta situación. No es necesario esperar hasta 2012. Es más, podemos derrotarles porque nada está escrito antes de que hable el pueblo. La izquierda tiene un arma extraordinaria: sus ideas, su determinación, su movilización y, ahora, su voto.
Los principales problemas de Jaén están muy relacionados con la política que practica el PSOE y propone el PP. El desempleo, la escasa inversión pública y privada, la falta de financiación de las empresas, familias y autónomos, el precio bajo del aceite… es un escenario del que no se puede salir con la política restrictiva y ultraliberal actual, tampoco con la que se propone por parte del PP.
IU va a explicar hasta el último rincón de la provincia de Jaén que, junto a propuestas locales concretas para cada municipio, con compromiso de gestionarlas desde la ética, la participación y la transparencia absolutas, el 22 de mayo votamos algo más que alcaldes y concejales: el comienzo de la rebelión democrática de la ciudadanía porque no estamos ante unas elecciones más. No pueden ser así con cinco millones de parados. Si la izquierda no da una respuesta contundente en las urnas, alguien puede pensar que pueden seguir apretándonos las tuercas, más y más.