El PP se reunió en la tarde de ayer con las asociaciones de vecinos de Arrayanes para hacerles llegar el programa electoral que se ha elaborado para la barriada. “Lo que hay en este programa no es todo lo que nos han pedido, es todo lo que podemos hacer. Si mañana tenemos más dinero, podremos hacer más y mejor, pero lo que yo presento hoy está cubierto y cuantificado con el dinero que hay en el Ayuntamiento”, aclaraba Antonio Martínez al inicio de la reunión.

Uno de los temas más tocados, tanto en la AA.VV. Los Arrayanes como en La Malena, ha sido el de las inundaciones. Algo que está muy reciente y que todos los vecinos del barrio, al igual que en el resto de Linares, han vivido de cerca. El presidente popular comentaba a los presidentes de las asociaciones que con el dinero que se ha invertido en asfaltar las calles, 300.000 euros, “se podía haber arreglado este problema de las aguas aquí, además de muchas otras cuestiones”, y, añade, “todo para que dentro de dos meses se tenga que volver a levantar para llevar a cabo el proyecto de canalización de Linaqua”. Por esto, una de las propuestas que los populares llevan en su programa es realizar un cambio de las tuberías de agua potable que se encuentran en los sótanos de los bloques, ya que es “peligroso”.

Por otro lado, en Arrayanes se solicitaba un supermercado, a lo que, cuentan los vecinos, el alcalde respondió que ninguna empresa quería instalarse allí “por la falta de seguridad del barrio”. “En el PP hemos iniciado contacto con tres empresas y ninguna de ellas me habló de falta de seguridad, ninguna”, argumentó Martínez, por lo que instaba a Fernández a decirle qué empresas se negaron por falta de seguridad, porque, apostilló el popular, “todos los días tienen que cachear a gente en El Corte Inglés, pero eso va incluido en el precio”.

La delincuencia y la venta de estupefacientes es otra de las cuestiones que preocupa a los vecinos. “Hay pueblos de Jaén con menos habitantes que Arrayanes que tienen más presencia policial que nosotros. Cuando gobernaba el PP sí se veía policía en el barrio”, manifestaba un vecino de la AA.VV. Los Arrayanes. Y es que el Grupo Popular propone como medida de control volver a la policía de barrio, aunque esto no evita un problema subyacente, que es la formación de “guetos marginales”. “Al igual que con presencia policial se puede evitar la delincuencia, no se puede decir tú sí o tú no, pero sí podemos realizar actuaciones que eviten la acumulación de delincuentes en una zona concreta como es ésta”, apuntaba el dirigente popular.