En total los agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención de 11 individuos acusados de distribuir, elaborar, consumir y vender droga, así como recepcionar efectos sustraídos por los drogodependientes y que intercambiaban por heroína y cocaína. Es la segunda redada en menos de un año contra miembros de este mismo clan.