Portada Entrevistas Entrevista a D. Francisco Pérez Palomar

Entrevista a D. Francisco Pérez Palomar

por -
0

Este año contamos con un cofrade muy popular, admirado y conocido en nuestra ciudad, el cual ha sido designado Pregonero oficial de la Semana Santa de Linares 2011. Francisco Pérez Palomar ha sido siempre una persona entregada a su ciudad y a su Semana Santa. Sus conocimientos tanto estéticos como cofrades han hecho que durante muchos años haya estado dedicado al cien por cien a su desarrollo y evolución, pasando a la historia de esta ciudad como un buen cofrade entregado y con inquietudes.

 

Sabemos que es usted linarense y gran amante de su ciudad, pero ¿cuándo nace en usted el sentimiento cofrade?
Desde muy pequeño, gracias a mis padres y a las Hermandades de mi parroquia de Santa María.

¿Cómo recuerda usted sus primeras Semanas Santas?
Al ver pasar las Hermandades por la puerta de mi casa de la calle de los Álamos y de la mano de mi padre que me llevaba a ver las diferentes cofradías. Cuando volvía a casa, representaba lo que había visto con las figuras del Belén en una caja de zapatos de cartón a modo de trono.

¿Qué destacaría de su vida cofrade?
Mi devoción Mariana, representada especialmente en la Bendita Imagen de Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos.

¿Cuál fue su mayor aportación a la Semana Santa linarenese?
La creación de la primera cuadrilla de hermanos costaleros en el año 1980, trayendo consigo un gran cambio en nuestra Semana Santa, incorporando la estética sevillana de los pasos; proporciones, ornamentación, insignias, orden de procesión, papeletas de sitio, orden por antigüedad, etc.

Cuando recibió la noticia de su nombramiento como Pregonero, ¿cómo se sintió?
En primer lugar sentí pánico y un gran sentimiento de responsabilidad que me abrumaba, pues era algo que jamás había imaginado que tendría que hacer y, de alguna manera, nunca desee. Mis gustos cofrades no se identifican con este tipo de labores.

¿Cómo será su pregón?
He hecho el pregón que creo debo hacer. No he buscado un alto nivel literario. No me corresponde. Es un pregón sencillo, vivencial, sobre mi propia vida cofrade para que sea creíble y auténtico. Es la trayectoria cofrade, que aún siendo la mía, refleja la de muchos cofrades, con todo lo que te marca e inicia. Por ello, empiezo hablando de mis padres, mi infancia, mi juventud… contando algunos de los momentos y vivencias en esta época.

¿Qué destacaría de él?
Un homenaje a los años 80, la incorporación de los Hermanos Costaleros y todo el cambio que esto trajo consigo en la Semana Santa linarense. También un agradecimiento a las personas que contribuyeron y me ayudaron en este cambio producido.

¿Será novedoso?
No, no existe pregón novedoso, ya que su estructura es siempre más o menos la misma, y por lo tanto, resulta difícil que sorprenda. Sí es cierto que será variado en sus temas y breve en su tratamiento. Hay homenajes a cofrades antiguos que fueron mis referentes y aportaron dedicación, esfuerzo, entrega y cariño a nuestra Semana Santa.

¿Hay en él poesía?
Sí, también hay poesía, aunque no se puede denominar un pregón poético. Hay mucha verdad y autenticidad, no he tenido que inventar nada.

¿Qué pretende despertar en el mundo cofrade con su pregón?
Lo que nunca debe faltar en las cofradías: verdad, autenticidad, generosidad, perdón, entrega, respeto, humildad, devoción, amor, sencillez, entusiasmo…

¿Cómo ha influido este nombramiento en su vida y sentimiento cofrade actual?
Principalmente ha despertado en mí una profunda emoción y una gran ternura al recordar a todos los amigos y buenas personas que me ayudaron, me comprendieron y juntos hicimos posible la transformación de la Semana Santa linarense, influyendo de forma decisiva en lo que es en la actualidad. Me refiero al orden, la estética, nueva música, nuevo vocabulario cofrade, etc., sobre todo una demostración de devoción Mariana hasta entonces desconocida en nuestra ciudad.

¿Qué cree que le falta a la Semana Santa linarense?
NAZARENOS. Más hermanos en sus filas. Esto no es solo algo para que participen los más pequeños. Me gustaría y se necesita una mayor participación de familias al completo, y sobretodo personas mayores para dar ejemplo al resto de jóvenes en la estación de penitencia.

¿Qué cree que le sobra?
El discurrir de las Cofradías es un poco lento en algunas Hermandades, así como algunos recorridos e itinerarios con poco sentido y lógica. También la falta de cumplimiento en los horarios.

¿Cuál sería tu sueño?
Más Hermandades que residieran en las Iglesias donde no hay ninguna, y esto tendría que ser en sus barrios, no solo con el interés de completar los Misterios de la Pasión del Señor, o por el simple hecho de engrandecer la Semana Santa, sino por la riqueza espiritual y su aportación en la formación y vida cristiana en esas zonas y barrios.

Responda brevemente:
Una música: “Pasan los campanilleros”.
Un color: Burdeos.
Un olor: Incienso y azahar.
Una calle: Rosario.
Un momento: La salida de la Virgen del Rosario de rodillas y rezando.
Un recuerdo: Siendo costalero de la primera cuadrilla de Nuestra Señora del Rosario.

Muchas gracias por sus palabras.

Quirós

D. Francisco Pérez Palomar

comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Buffer this page

No hay comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso