Esta mañana se han reunido, en el todavía Parque empresarial de Santana, la Junta extraordinaria con el Comité de empresa de Santana y Fasur para presentar la liquidación de los contratos de los cientos de empleados de la planta.

Mientras tanto, trabajadores del parque y empresas auxiliares, entre ellos de Faescom y Fasur, se manifestaban a las puertas de la factoría para “reivindicar trabajo”, y para ello han contado con el apoyo del Partido Popular de Linares, quienes, aseguran desde la plataforma de trabajadores de Santana y Fasur, “es el único partido político que ha mostrado su apoyo desde el primer encuentro que tuvimos con ellos”. “Estamos aquí para pedir trabajo, porque son dos años con mucha incertidumbre y con el paro casi agotado”, explicaba uno de los empleados.

Por su parte, Antonio Martínez ha transmitido su apoyo a los trabajadores y ha reconocido que “es una injusticia lo que está pasando y que ya pasó en 1994”, en referencia a las prejubilaciones de los trabajadores de Santana en 1994, a quienes les quedó, según el popular, un 99% de su salario, “mientras que los de `santanilla´ se quedaron sin nada”. El Grupo Popular va a defender que todos los trabajadores afectados tengan el mismo tratamiento así como la necesidad de la automovilística en Linares. “En el momento que la industria se vaya a pique, Linares se cierra. Ese es el criterio del PP aquí y a nivel regional”, declaraba Martínez ante los empleados de Santana Motor y empresas auxiliares.

“Mañana salgo a la calle y no sé cuándo volveré. Estamos todos en la calle y esto es todo un cuento chino. Los de la Junta son unos estafadores” o “menos palabras y más crear trabajo”, eran algunas de los comentarios y reivindicaciones que hacían los empleados de la factoría para los que mañana vencen los contratos, convencidos de que “esto tiene fecha de caducidad”, ya que, lamentaban desde la plataforma, “cuando acaben los cursos de formación, estaremos en paro, sin sueldo y sin porvenir”.

A las puertas de Santana