Antonio Martínez ha presentado esta mañana un díptico en el que se muestra la deuda pública contraída por el PSOE en el municipio linarense. Una deuda de 67 millones de euros que, según Martínez, supera con creces el presupuesto para la ciudad, que cuenta con 8 millones, y asegura que “si el Ayuntamiento fuese una empresa estaría en quiebra”. En el díptico se muestran las cifras: Si liquidásemos la deuda, cada linarense tendría que abonar 1.398 euros, y a cambio sólo recibiría 134 €.

“En la situación en la que estamos, gastar más de 60.000 euros en cartelería para empapelar Linares con la cara del alcalde me parece absolutamente reprochable”, apostillaba el popular, en referencia al presupuesto destinado por el PSOE a propaganda electoral en la ciudad, y va más allá, ya que defiende que el PP no puede pagar una campaña de 60.000 euros para su candidato. “A lo mejor es una campaña institucional que la pagan desde Sevilla, pero para mi es obsceno que, en la situación por la que pasan las familias de Linares, él piense que tiene que exhibir su imagen, después de 12 años en el gobierno, de la manera más costosa”.

La deuda, de 67 millones de euros, con un interés del 2% en 2009, ha sido renovada por falta de liquidez, por lo que los intereses se han multiplicado por tres, superando el 6%, lo que supone un endeudamiento de 14 millones de euros por renovaciones de la deuda. “Así la economía cae prácticamente en una bancarrota necesaria de un plan de austeridad, que se aprobó en el Ayuntamiento por unanimidad pero que el alcalde se lo pasa, como diría él, por el ´arco del triunfo´”, aseguraba Antonio Martínez, quien aclaró que el dinero del Ayuntamiento “sale del bolsillo de los linarenses”.

Con esto, el dirigente popular denuncia lo que él llama el “asfalto electoral”, las infraestructuras que desde el equipo de gobierno se realizan e inauguran poco antes de las elecciones, ya que, para Martínez, “las calles deben estar bien asfaltadas todo el año para el aprovechamiento de los ciudadanos, y no solo para hacer propaganda”.

Para eliminar esa deuda, el PP propone eliminar gastos superfluos y una economía austera, y ponen como ejemplo la inauguración del pósito, una iniciativa que ya llevaban los populares en su programa de 2007. “Se trata de aplicar la misma economía que aplicamos en nuestra casa. Si no nos podemos ir de vacaciones no nos vamos, pero no tocamos ni la educación, ni la alimentación ni las comunicaciones de la casa”. Lo mismo ocurre con el Ayuntamiento, por el que desde 2001 se está pagando un alquiler, y aún no se han empezado las obras del Consistorio. “Como el dinero no es suyo no le duele”, declara el candidato del grupo popular, quien cree que deberían haberse hecho unas obras de mantenimiento y no pagar alquileres por locales durante diez años.

Al dirigente popular le parecen “ofensivas” algunas declaraciones del alcalde en cuanto a obras “que no se ven”, lo que para Fernández es “enterrar el dinero”, como canalizaciones para evitar las inundaciones en Linares. “No podemos vivir por encima de nuestras necesidades, hay que gastar el dinero que se tiene”, explicaba Martínez.

Con la intención de informar a los linarenses, integrantes del Partido Popular saldrán el próximo miércoles y el jueves al Pasaje del Comercio a repartir los dípticos y explicar la deuda contraída por el equipo de gobierno durante su mandato.