Los diversos actos de vandalismo (rotura de material deportivo como porterías, canastas de baloncesto, rotura de cristales, robo de plantas…) que viene sufriendo desde su inauguración, hace año y medio, el complejo que Aprompsi (Asociación Pro Minusválidos Psíquicos) tiene en la Ava. De Arrayanes s/n (antiguo colegio Andrés Martín, hoy CEE “Virgen de Linarejos”), culminó la pasada madrugada del día 10 al 11 de marzo con el robo en una de sus dependencias, en concreto en el edificio donde se ubica provisionalmente el Centro Ocupacional D. Luís Caro, que en pocos meses regresará a la carretera de Vadollano. Con independencia del valor económico de lo hurtado, por determinar, parece increíble que haya personas con tan pocos escrúpulos como para robar o destrozar (que también se ha dado el caso en otras ocasiones) material destinado a la educación y a la integración social y laboral de personas con discapacidad psíquica por las que trabaja una organización provincial sin ánimo de lucro como es Aprompsi.