Texto y fotos enviados por Elena.

Hoy mismo, hemos salido a disfrutar de la mañana del domingo para ver la prueba deportiva que se estaba realizando por nuestro Distrito Minero. Además, aprovechando una visita de unos familiares de Jaén, hemos ido a visitar el pozo de San Vicente. Ya de vuelta a los coches, justo a la altura de los antiguos chalets de ingenieros, hemos visto acercase una pareja de moteros, al verlos venir hemos hecho unas fotos (al igual que hemos fotografiado mil cosas más durante la mañana). Al parecer eso no ha sentado bien a este par de energúmenos y el segundo de ellos ha desviado su trayectoria temerariamente para pasar los más cerca posible de nosotros a toda velocidad, a la vez que buscaba rodar sobre un charco de agua y barro con la intención de salpicarnos, de hecho lo consiguió, nos llenaron de barro a los cuatro adultos que íbamos y a los dos bebés que llevábamos con nosotros (6 y 22 meses), gran hazaña la de este canalla. Por suerte pudimos captar la matrícula casi ilegible. Hoy remitimos a su diario las fotos para hacer la denuncia pública, mañana la denuncia será interpuesta ante Guardia Civil y Policía Municipal.

Acercamiento de los moteros

En este punto el segundo motero desvía su trayectoria para acercase al grupo de personas

El segundo motero después de casi rozarnos y empaparnos en barro se da a la fuga

Este es el resultado de las actuaciones de muchos moteros todos los fines de semana