El juzgado de lo penal número tres de Jaén ha condenado a una mujer a seis meses de prisión y a pagar una multa de 540 € por un delito de abandono familiar al no obligar a ir a la escuela a su hija. La madre ha reconocido los hechos que se le imputaban. Durante los cursos 2007-2008 y 2008-2009, la hija, que entonces tenía doce y trece años respectivamente no asistía a clase, y la madre no hacía nada para evitar esa situación. La menor faltó un total de 138 días durante los dos cursos, es decir más del 25% de las clases. Por si fuera poco la madre no escolarizó a la menor en el instituto, teniendo que hacerlo por ella los servicios sociales. En cualquier caso tuvieron que ser los centros educativos los que denunciaran los hechos, posteriormente fue la fiscalía la que consideró que la madre podía haber incurrido en un delito de abandono de familia.

Foto: Gov/Ba.