La final de consolación enfrentó a un equipo anfitrión, el C.B. Linares, que hizo trabajar y mucho al F.C. Barcelona sobre todo en la primera mitad del encuentro, de hecho, el marcador al descanso reflejaba una mínima ventaja culé de 2 puntos (24-26). Tras el descanso, el equipo blaugrana apretó en todas las facetas del juego y logró una ventaja que aumentaría con el paso de los minutos, debido en gran parte, a las rotaciones que Pedro Checa hacía en su equipo para que todos sus jugadores disfrutasen de ésta magnífica experiencia, rotaciones que los linarenses podían permitirse debido a que a lo largo del Torneo estaban demostrando que pese a ser la Cenicienta del grupo, están capacitados para mirar a la cara a los mejores jugadores Junior del país. El equipo de la capital Condal se proclamaba tercer clasificado con la victoria lograda sobre los mineros (43-73), que al igual que en la jornada del domingo, salían ovacionados por los aproximadamente 800 aficionados que se daban lugar en la pista linarense. Siles con 12 y Alexander con 27 fueron los máximos anotadores.

En la Gran Final, Real Madrid y Unicaja Málaga salían realizando fuertes defensas, tratando de correr al contraataque pero sin dominar el marcador durante el primer periodo (12-9). En el segundo cuarto, los malagueños ven recompensadas sus magníficas defensas con una primera ventaja de 8 puntos que recortan los madridistas a falta de 2 minutos y marcharse al descanso 27 – 23 a favor de los andaluces. Tras el descanso, el tercer periodo es un calco del segundo, con Unicaja fuerte en defensa y aumentando la diferencia, una diferencia que los blancos volvían a recortar al final del periodo para llegar con una ligera desventaja en el electrónico (41-37). En los 2 primeros minutos, otras buenas defensas malagueñas con recuperaciones incluidas hace que la ventaja boquerona aumente a 9 puntos, aunque los madridistas logran igualarla a falta de 4 minutos. Ambos equipos ajustan las defensas y los madridistas sufren un bache anotador que los cajistas aprovechan para ponerse 6 arriba a falta de un minuto. Finalmente, las precipitaciones madridistas provocan que la desventaja no cese y la victoria en el Trofeo Ciudad de Linares Día de Andalucía, un año más, sea para Unicaja de Málaga. (66-58)