Tras días de negociaciones intensivas, a última hora del pasado lunes hubo acuerdo entre Junta y los sindicatos representantes de los distintos comités de empresa del Parque Empresarial Santana. De estas negociaciones ha salido el denominado Plan “Linares Futuro”, el cual deberá ser ratificado en votación esta misma mañana por los trabajadores. Lo que queda claro es que el futuro inmediato de la histórica empresa y su parque de proveedores queda lejos de la fabricación de automóviles. Se espera que esta misma semana se den a conocer cinco nuevos proyectos industriales que deben de iniciarse de forma inminente. El punto que más llama la atención del acuerdo son las cerca de 790 prejubilaciones que se producirán para trabajadores mayores de 50 años.

Acceso al complejo industrial de Santana