El equipo linarense que milita en la Primera División Nacional de Baloncesto, logró el pasado sábado una victoria en la Pista del C.B. Trompa Priego de Córdoba que sirve para certificar la permanencia en la categoría a falta de 4 jornadas. Los linarenses se marcan ahora como objetivo terminar lo más arriba posible en la tabla una vez cosechada la permanencia, tarea que se antojaba complicada a principio de temporada y que para nada ha sido un objetivo fácil de conseguir debido al gran nivel de los equipos que conforman la categoría.
El partido comenzaba mal para los nuestros debido a la baja de última hora de Julio Siles debido a un proceso febril, a pesar de lo cuál, no quiso faltar en tan importante cita y acompañó a sus compañeros a tierras cordobesas, pese a que se encontraba en unas condiciones de salud bastante deplorables. Debido a esa baja, fue Pablo Arroyo quien ocupó la titularidad en el puesto de pívot, realizando una formidable actuación. Fue tambien el detonante para la “vuelta” de Carlos Capel que volvía a firmar un partido formidable tirando del equipo en momentos decisivos junto con Juan Antonio Siles. En el primer periodo, los linarenses firmaban 10 minutos casi impecables con rápidas transiciones, excelente juego en equipo y magníficas defensas (11-20). El segundo cuarto empezaba tambien con dominio azulillo, llegando a aventajar a los de Piego en 15 puntos, pero la gran actuación de Rivera hacía que los cordobeses recortasen diferencias en los últimos momentos para llegar al descanso en plena lucha por la victoria (30-36). Tras el descanso, los cordobeses salieron un poco más enchufados y redujeron la ventaja a un solo punto, pero enseguida se encargarían Capel y Siles de proporcionar un pequeño “colchón” a los nuestros en el marcador, aunque los cordobeses no perdían comba, llegando a falta de 10 minutos con ventaja linarense por 4 puntos (50-54). El último cuarto comenzaba con Jose García teniendo que comandar los ataques de su equipo debido a la acumulación de faltas de Carcelén, que sería descalificado más tarde. Los de Priego seguían acechando, recortando dferencias en ocasiones y aumentándolas en otras los linarenses de Javi Ariza. Se llegaba a falta de 22 segundos con ventaja linarense por 5 puntos. En ese momento, se produce una clarísima falta antideportiva sobre Miguel Plaza, que es agarrado de los pies por un jugador rival, lo que hace que los colegiados sancionen la infracción. Ese hecho provoca que los cordobeses entren en una rueda de protestas a los colegiados que se ven obligados a sancionar con faltas técnicas ésas acciones, lo que hace que la ventaja linarense aumente hasta los 8 puntos finales (69-77).

ARENAS 7, FOFI 2, PLAZA 2, JESÚS 3, CARLOS 20, PABLO 12, JULIO 0, JAVIER 4, VÍCTOR 0, JOSÉ 1,JUAN 24, VÍCO 2.
PARCIALES 11-20 / 19-16 / 20-18 /19-23

Instante del partido.