En la pasada noche del día 28 al 29 de enero, un comercio de nuestra ciudad, en concreto una conocida peluquería de la Calle la Virgen en pleno centro de Linares, sufrió un acto vandálico por parte de algunos individuos que dejaron su sello en el establecimiento.

Creemos que no es de recibo que estas cosas ocurran, ya sea con las propiedades privadas o públicas. Continuamente se ven fachadas y monumentos de nuestra ciudad alterados por estos vándalos de la calle, que se amparan en la oscuridad de la noche.

Fachada del establecimiento afectado.