Podría tratarse de una foto del Rally Dakar -en su versión africana por supuesto-, pero no, se trata de una instantánea de la que para muchos es la principal vía de acceso a Linares, la entrada a la ciudad desde Bailén. Hace años que este acceso dista mucho de lo que debería ser una entrada adecuada a una ciudad europea. No cabe duda de que la reforma integral que se ha realizado desde la cabria a la nueva rotonda de la depuradora ha sido una mejora radical. Se ha instalado un alumbrado moderno, vías de servicio, carril bici, pasos de peatones, etc. Un gran avance que después de años de obras y litigios esperemos quede acabado algún día. Sin embargo, cuando parecía que lo peor ya había pasado, se hizo un desvío “provisional” junto a la depuradora, que lleva meses dando su precario servicio. Un desvío de tierra, sin una mínima capa de aglomerado asfáltico, que cada vez que llueve se convierte en un barrizal en el que hay que sortear los baches. Un acceso deplorable, que por el bien de la imagen de la ciudad esperemos sea arreglado cuanto antes.

Acceso a Linares desde Bailén.