A las 17 h. de la tarde del domingo tenía lugar el encuentro que enfrentaba al Club Baloncesto Linares contra el Club Baloncesto La Zubia, vigente campeón de la categoría, y uno de los principales candidatos a conseguir el ascenso de categoría. Primeramente, referir que los antecedentes contra este equipo hacían presagiar una victoria fácil del equipo zubiético, ya que en el partido de ida ganaron por una diferencia de 39 puntos, y dicho equipo ocupa actualmente la tercera posición en la tabla clasificatoria, con todas las opciones para conseguir el ascenso de categoría. El partido tuvo un comienzo dubitativo por parte de ambos bandos, pero poco a poco los jugadores visitantes se fueron adaptando al ritmo del encuentro, consiguiendo un parcial de 2-9. Tras este parcial, el equipo local realizó un cambio defensivo, planteando una defensa zonal, la cual provocó un ligero atasco en el ataque linarense, llegando así al final del primer cuarto con una exigua ventaja de un punto (19-18). En el segundo cuarto predominaron el intercambio de canastas entre ambos equipos, que junto a las continuas rotaciones en ambos banquillos, provocaba alternancias en el marcador no mas allá de los 4 puntos de diferencia. Aunque en los últimos minutos del segundo cuarto, unos desajustes defensivos del equipo linarense y el acierto del equipo visitante desde la línea de 6.25, propiciaba la mayor ventaja que se había reflejado en el electrónico hasta ese momento, (47-40). Desde aquí hasta el final del partido fue un continuo toma y daca de los dos equipos, con mucha efectividad por ambos bandos, pero en ningún momento se le perdió la cara al partido por parte de los jugadores de Linares. Tanto fue así que a falta de algo mas de dos minutos el tanteo reflejaba un 75-77, a favor de los linarenses. A partir de ahí, en las jugadas posteriores, una serie de errores desencadenan una ventaja de 5 puntos a favor del equipo local que a la postre serían definitivos. Aún así, con un último empujón a falta de de 55 segundos, se consiguió acortar diferencias (84-81). A partir de ahí el partido entró en un carrusel de faltas personales, en el que el equipo local no falló, llevándose así finalmente la victoria (93-87). Desde el punto de vista de club, destacar el papel de los 12 jugadores de nuestra plantilla, quienes todos y cada uno han disfrutado de minutos de juego a lo largo del encuentro, con un derroche de actitud y compromiso encomiable. Además los minutos más intensos de partido fueron disputados fundamentalmente con nuestros jugadores junior, quienes estuvieron en todo momento a la altura del rival y del partido, al igual que lo estuvieron el resto de la plantilla. Hecho que ratifica la consecución de nuestro doble objetivo marcado a principio de temporada: formar jugadores jóvenes de nuestra ciudad y conseguir la permanencia en Primera División Nacional. Afortunadamente no hubo incidentes ni lesiones que lamentar durante el mencionado encuentro, por lo que el equipo podrá preparar el próximo partido, frente a San Estanislao (primer clasificado), con la plantilla al completo.