Portada Página abierta ¡Que suerte que por fin llegó el invierno!

¡Que suerte que por fin llegó el invierno!

por -
1

Nunca me gustó el invierno, y menos los días de lluvia…. siempre me pusieron triste. Será por el color gris del cielo, no lo sé…. pero ésto fue hasta que llegó el verano del 2010.

Vivo en la Urbanización Pueblo del Olivo, un sitio tranquilo, sin tráfico ni ruidos y con un parque en el que han jugado nuestros hijos. Creo que han pasado tantos años que no se si esto sucedió en realidad o solamente lo soñé.

El parque se ha convertido en un lugar donde perros – vecinos y ajenos- campan a sus anchas o acompañados por dueños que nunca llevan una bolsa para recoger las necesidades de sus mascotas. ¡Será que como hay hierba creen que hay que abonarla!

Hace un par de años el parque ha sido elegido “lugar de quedada” para ciertos jóvenes. Hacen botellón sin que nadie se lo impida, existe “menudeo” de diferentes sustancias, se compra, se vende, incluso mantienen relaciones sexuales sobre la hierba que está blandita y abonada por los perros que se pasearon por la mañana, por la tarde o mientras tanto. Se hacen carreras de vehículos a las tres de la madrugada. En fin, estamos de lo más entretenidos. ¡Esta gente no tendrá que madrugar!.

Por si les faltaba algo, para este verano pasado les montaron una zona especial de juegos: futbolin, mesa ping-pong….. juegos a cual mas ruidoso y que se han colocado entre la pared trasera de unas casas y la lateral de otra. Juegos que nuestros hijos no podran disfrutar por varias razones: por la mañana tienen clase,por la tarde estudian y por la noche no creo que ninguno de esos individuos que ocupan el parque les ceda la vez.

He llamado a la policía varias veces ante la desesperación que las horas pasaban y las voces no cesaban. Unas veces vinieron y otras no. No será importante…..

Lo que más me preocupa es la opinión de nuestros representantes políticos locales sobre el ocio de los jóvenes, que debe ser prioritario en su gestión. Debe ser así ya que lo anteponen al descanso de los vecinos y el respeto ante unas leyes que se incumplen: horas de silencio, bebida en la via pública, tráfico de sustancias, etc.

Los políticos no deben tener problemas de sueño, puesto que hay mas de uno que vive por la zona y nadie ha hecho nada. ¡Pues que suerte!, yo no dormí en todo el verano hasta que llego el frío……

Nunca me acordé tanto del frío y de los días de lluvía.

Anónimo.

1 Comentario

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso