Portada Categorías Magazine Segura de la Sierra, un tesoro por descubrir

Segura de la Sierra, un tesoro por descubrir

Con este homenaje a Segura de la Sierra, pretendemos empezar una serie de reportajes encaminados a sugerir una escapada de fin de semana a un lugar interesante de nuestro entorno. Linares tiene el privilegio de estar enclavado en un cruce de caminos con buenos accesos a muchos y variados sitios interesantes. En esta serie visitaremos parques naturales, pueblos con encanto, ciudades patrimonio de la humanidad, subiremos montañas y mucho más. Poco a poco iremos haciendo un recorrido por esos rincones imprescindibles que no hay que dejar de visitar.

Segura de la Sierra.

Al norte del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas y de la provincia de Jaén, se encuentra Segura de la Sierra. Situada a 1120 m.s.n.m, es una de las poblaciones más altas de la provincia. Esta elevada cota hace que los inviernos sean duros, siendo muy habitual que la nieve cubra de blanco sus calles. Sin embargo estamos en el sur, y los veranos también son duros, es por ello que el blanco también domina las fachadas de sus casas. Sus estrechas calles todavía ven transitar las mulas cargadas de aperos de labranza y de los frutos que dan las fértiles huertas de Góntar o Moralejos.

Calle de los Caballeros Santiaguistas.

Segura cuenta con monumentos destacables, testigos de un pasado de esplendor. Por encima de todo -también en lo físico- el Castillo de Segura -hoy un espacio tematizado para los turistas-, especialmente interesante es la Iglesia de Santa María del Collado, la Fuente Imperial, el arco de Cavalcavia -que abre la calle de Caballeros Santiaguistas- Tampoco nos podemos perder otros monumentos como la casa del ilustre Jorge Manrique, el Ayuntamiento, la Puerta Nueva, la de Catena, los Baños Árabes, la Iglesia de los Jesuitas, la Torre del Agua o la singular Plaza de Toros -antiguas caballerizas del castillo-, todo ello sin olvidar otras torres y lienzos de la muralla.

Segura desde el mirador del Yelmo.

Desde el mirador del Yelmo, en la parte baja del pueblo, divisamos una impresionate estampa del monte homónimo y del valle de Trujala. La población de Segura da nombre a esta sierra, así como al río que nace en Pontones y desemboca en aguas del Mediterráneo. Ese es el otro gran tesoro de Segura, su Sierra –la Sierra de Segura-, injustamente eclipsada por la marca turística de Cazorla. A un paso de Segura podemos hacer excusiones tan sencillas y gratificantes como la subida a Navalperal, el ascenso al Calar del Espino o la bajada hasta la Cascada de El Saltador.

Uno de esos rincones especiales de Segura.

Segura de la Sierra bien merece una visita de un día, pero quizá, esa visita pueda desembocar en enamoramiento que aboque al viajero a volver para rememorar sensaciones.

Cómo llegar: Pincha aquí.

fotos

mapa

[map z=”15″ address=”segura de la sierra” marker=”yes”]

9 Comentarios

  1. Ya hace diez años que me enamoré de la Sierra de Segura y por supuesto de sus pueblos.
    Segura de la Sierra como aquella capital “tiene algo especial”, y Jordi ha reflejado esa belleza con su habitual maestría.
    Tanto, tanto me ha gustado, que esta misma tarde me voy para allí a ver, oler, sentir la SIERRA.
    José Luis.

    0

    0
  2. mi madre (que en paz descanse) era segureña, de beas del segura y cada vez que voy a beas me da mucha alegria, e un pueblo que trasmite, quizas por que estuvo alli santa teresa de jesus
    no se, soy hermano de su patrona la santisima virgen de la paz. que decir de segura…,estoy en un mar de lagrimas…un saludo

    0

    0
Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso