Desde hace unos días, el llamado Coso de Santa Margarita de Linares, nuestra plaza de toros, luce en su fachada una pintada que algún desaprensivo ha hecho supuestamente como prueba de amor. Queda claro que lo que no ama este individuo es el patrimonio arquitectónico de su ciudad. Queda en evidencia que hay muchas formas de expresarse en los muros y paredes, en Belin y su arte tenemos la cara de esa moneda y en esta triste pintada la cruz. En otros lugares de la ciudad, en edificios menos emblemáticos están apareciendo pintadas del mismo estilo.

Pintada en la Plaza de Toros de Linares.

Detalle de pintada en la Plaza de Toros de Linares.

Pintada en la Calle La Flecha