Cuando se hizo la noche, alrededor de las 18:30 horas, Melchor, Gaspar y Baltasar estaban ya preparados en la calle Jaime I El Conquistador para iniciar una Cabalgata a la que se sumaron numerosos colectivos linarenses. Cientos de personas desfilaron junto a los Reyes Magos entre un gran juego de música y luces que impregnaron al desfile un gran colorido. Las calles del centro de Linares estaban abarrotadas de miles de personas que no querían perderse el paso de la comitiva real. Los más pequeños, esperaban ilusionados a sus admiradas majestades. Mientras, las carrozas lanzaban 7.000 kilos de caramelos para todos los niños -y no tan niños-. Los más golosos acopiaban en bolsas la dulce recolecta. Tras la cabalgata, llegó la vuelta a casa para esperar que por la noche se hicieran realidad los sueños. Seguro que hoy, Día de Reyes, será un gran día para tod@s l@s linarenses.