Aparece muerto Roberto Bobby Alfonso Farrell a los 61 años de edad, por causas aún por determinar, en su cama de una habitación del hotel Ambassador, en San Petersburgo, donde había actuado la tarde anterior. Es el capítulo final de la vida novelesca del que fuera cantante de Boney M. Una de esas historias de auge y caída tan habituales en la historia del pop. Muchos linarenses, como otros ciudadanos del mundo, que han bailado sus canciones, lo seguirán haciendo, a pesar de su pérdida, esta Noche Vieja en pubs, bares, discotecas y locales.

Juan F Ro Mar