Desde ayer, el centro de Linares cuenta con un nuevo atractivo. Se trata del tradicional mercadillo navideño que todos los años llena de alegría las bulliciosas calles del Centro Comercial Abierto. Como viene siendo habitual en los últimos años, los puestos de artesanía están situados en la calle Puente y el Lugarillo, y los puestos de venta de los típicos artículos navideños se encuentran en la Plaza del Ayuntamiento.

El mercadillo navideño permanecerá instalado hasta el próximo 6 de enero.