“La transformación que ha experimentado Linares en política medioambiental en los últimos 20 años lleva el sello socialista”, así lo defiende el vicesecretario general del partido, Rafa Sampedro, que recuerda la interminable lista de medidas impulsadas por los gobiernos municipales del PSOE para dotar a la ciudad de equipamientos verdes en todos sus barrios.

Prueba de ello, es que durante la etapa socialista al frente del Ayuntamiento no solo consiguió duplicar la extensión de sus parques y jardines, pasando de poco más de 255.000 metros cuadrados en 2003, a más de 558.000 metros verdes. Además, el número de árboles pasó de 9.900 a más de 20.890 ejemplares antes de la llegada de la derecha al poder. “Estos datos demuestran el esfuerzo titánico que realizó el PSOE por hacer de Linares una ciudad sostenible, sin recurrir ni a un centímetro de césped artificial”, critica Sampedro.

El Parque Periurbano de Cantarranas, el Centro Comercial Abierto, el corredor verde de la Fuente del Pisar, la remodelación de los Jardines de Doña Luci o los parques que jalonan los barrios de la ciudad son ejemplos más que suficientes de la acción de un Gobierno progresista que prima el interés general por encima del partidista, tal y como pretenden Ciudadanos y Partido Popular en cada una de sus propuestas.
“Una verdadera política verde no puede quedarse en repetidos anuncios o en el embellecimiento sintético de los parques y las entradas a Linares. El desafío es mucho mayor y el Gobierno de Raúl Caro-Accino ha demostrado, hasta el momento, que el medio ambiente no está, precisamente, entre sus prioridades”, lamenta el dirigente socialista.

Frente a este “vacío de un plan a largo plazo en general y en esta materia en particular”, Sampedro subraya que su grupo sí tiene “una agenda urbana, con actuaciones que abarcarían desde la movilidad sostenible, el
comercio de cercanía y la puesta en valor de protección del entorno natural, que permitan a la ciudad ser respetuosa con el medio ambiente para responder a la emergencia climática”. “Se trata de un concepto en
diferentes direcciones, pensando solo y exclusivamente en mejorar la calidad de vida de los linarenses”, remata.