La convocatoria se hizo con apenas una hora de antelación. Aún así, medio centenar de personas se concentraban ayer a las seis de la tarde frente a la comisaría de la Policía Nacional de Linares para dar su apoyo a Desirée Vicente, una madre que ve con desesperación cómo una sentencia de la audiencia provincial de Madrid, que nadie entiende, la obliga a entregar a su hija al padre biológico, griego pero residente en Suiza, imputado por maltrato.

Desirée se presentaba ayer en la Comisaría de Linares sin la niña, que además ha tenido que ser atendida varias veces en urgencias por el estado de ansiedad que le está provocando todo este proceso.

Para hoy se han concertado dos concentraciones más en apoyo a esta niña, a las 11 horas en el Pasaje del Comercio, cerca del domicilio familiar; y a las 13:15 en el Colegio Colón, centro en el que está escolarizada la niña, donde el AMPA junto a padres y madres del centro mostrarán su apoyo a esta familia.

Momento de la concentración

Momento de la concentración

Momento de la concentración

Momento de la concentración